Saltar al contenido

Bulos sobre alimentación y COVID-19

Vivimos una situación llena de incertidumbre originada por la pandemia mundial de COVID-19. En esta era de la información inmediata, cualquiera puede lanzar una supuesta noticia a través de redes sociales y alcanzar una gran difusión rápidamente y sin ningún filtro de veracidad. En este contexto ha surgido mucha desinformación acerca del coronavirus y muchos bulos que abarcan desde el origen del SARS-CoV 2, posibles tratamientos o remedios curativos de lo más variado. Es lo que se ha denominado “Infodemia”.

El campo de la nutrición también se ha visto afectado. Desde que comenzó el COVID-19, han sido muchos los alimentos etiquetados como milagrosos para la cura de la infección; por ejemplo: el ajo, el limón o el jengibre. Por supuesto, son alimentos con muchas cualidades nutricionales. Algunos, como el ajo, incluso tienen propiedades antimicrobianas. Sin embargo, hoy por hoy, no hay ninguna evidencia científica acerca de su eficacia contra la infección por Coronavirus.

También se ha extendido por las redes sociales que realizar gárgaras con agua caliente o tibia, mezclada con limón, puede matar al virus. Algún youtuber ha explicado cómo a esa temperatura el virus es incapaz de vivir. Incluso se ha aconsejado consumir alcohol para protegernos de la infección.

Valiéndose de la preocupación y del miedo que todos podemos llegar a sentir ante esta crisis sanitaria, han surgido en la web miles de páginas que venden suplementos alimenticios para prevenir la infección, tratarla o incluso curarla. La desinformación provocada ha sido de tal calibre que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha tenido que realizar una advertencia al consumidor donde deja bien claro que ”no existen complementos alimenticios que prevengan, traten o curen la infección y, por lo tanto, no puede haber ningún producto en el mercado con tales declaraciones”. También la OMS se ha pronunciado en la misma línea asegurando que no existen alimentos y soluciones “milagro” frente al virus.

De igual modo se ha manifestado la Academia Española de Nutrición y Dietética, junto con el Consejo de Colegios Oficiales de Dietistas y Nutricionistas: “En ningún caso la alimentación, por sí misma, evita o cura la infección por coronavirus o por cualquier virus”.

Lo que sí debemos tener claro es que una dieta equilibrada, saludable y adecuada a las necesidades de cada uno, según sus circunstancias, es siempre aconsejable. Por eso, antes de realizar ninguna acción o creernos lo primero que llega a nuestras redes sociales, debemos ser críticos, mirar con lupa de dónde proviene la información, contrastarla en páginas y sitios web fiables y dejarnos asesorar por los expertos en salud y nutrición.

Blanca Martínez de Morentin, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Bibliografía

Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición. Seguridad Alimentaria. [Internet].

24 de abril de 2020. Advertencia a los consumidores: posible comercialización de complementos alimenticios que declaran prevenir, tratar o curar la infección por coronavirus. [Consultado 8 de mayo de 2020]. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/http://www.aecosan.msssi.gob.es/

AECOSAN/docs/documentos/noticias/2020/Recomendacion_consumidor_COV19.pdf.

Organización Mundial de la Salud. [Internet]. 2020. Consejos para la población acerca de los rumores sobre el nuevo coronavirus (2019-nCoV). [Consultado 8 de mayo de 2020]. Disponible en: .https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019.

Academia Española de Nutrición y Dietética y Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas. [Internet]. 2020. Recomendaciones de alimentación y nutrición para la población española ante la crisis sanitaria del COVID-19.Documento de postura de la Academia Española de Nutrición y Dietética y del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas. [Consultado 8 de mayo de 2020]. Disponible en: https://www.academianutricionydietetica.org/

Deja un comentario