Saltar al contenido

Comer en fiambrera

flat lay photography of three tray of foods

Las distancias y los horarios han convertido en una necesidad para muchas personas llevar la comida al trabajo en fiambrera o táper. También hay quien elige comer en la cantina o en la cafetería, pero es cierto que llevar el «tupper» al trabajo puede ser mucho más saludable y mucho más económico.

Desde aquí, podemos ayudarte a planificar tu alimentación si eliges la opción de la fiambrera. De esta manera, podrás elaborar menús variados y saludables que permitan cubrir tus necesidades nutricionales y disfrutar del momento de la comida fuera de casa. 

Organización y planificación…

La clave para conseguir el táper perfecto es no dar cabida a la improvisación y tener todo organizado y planificado. 

  • Elabora tu menú: para facilitarte este punto, una buena idea es que sigas el método del plato y a partir de ahí adaptar los grupos de alimentos a tus necesidades y preferencias.

Spanish_Spain_HEP_May2015-1024x801.jpg

Algunos ejemplos podrían ser: 

  • Judía verde + muslos de pollo + quinoa + pera
  • Ensalada de couscous con verduras + pechuga de pavo + manzana
  • Cogollos + merluza al horno + rebanada pan integral + naranja
  • Garbanzos con espinacas + rebanada pan de centeno integral + melón

Realiza la lista de la compra: es muy importante que tengas llena la despensa para disponer de todo lo que necesites. Revisa y elabora la lista de la compra con todos los ingredientes que utilizarás para preparar tus platos ya planificados. Si es posible, compra alimentos frescos y de temporada. También es buena opción comprar productos congelados o alimentos en conserva como legumbres, pescados y verduras.

Cocina el día anterior o para toda la semana: si no dispones de mucho tiempo, una alternativa es cocinar y preparar todo la noche anterior. Incluso puedes cocinar de más en la cena y utilizar las sobras para preparar la fiambrera del día siguiente. Puedes elegir un día, por ejemplo el domingo, para preparar todos los platos que consumirás durante la semana. Algunos de los alimentos más idóneos en este caso son: arroz y pasta integrales, quinoa, couscous, huevos cocidos, legumbres, carnes magras, verduras y patatas. 

Almacena de manera segura: una vez colocadas tus comidas en los «tuppers», utiliza la parte de la nevera adecuada para su conservación. Usa recipientes de materiales que no añadan tóxicos nocivos a los alimentos y que posteriormente te permitan congelar y calentar. Si cocinas para muchos días o incluso para todo el mes, etiqueta cada uno con la fecha de elaboración y su contenido. Guárdalo en el congelador.

a woman cooking indian food
Photo by Gagan Kaur on Pexels.com

Otros consejos para un táper saludable…

  • Mira siempre las sobras que haya en tu nevera y aprovéchalas para preparar tus platos. 
  • Intenta cambiar de recipiente. Comer siempre en el mismo puede resultar muy monótono y aburrido. La fiambrera debe tener el tamaño adecuado para que contenga la cantidad de comida acorde a tus necesidades.  
  • Si utilizas salsas o aderezos, llévalos en un tarro aparte de la comida y añádelo tras calentarla en el microondas, así lograrás que la comida parezca que está recién hecha. 
  • Añade la sal a la carne después de meterla al microondas, si no se quedará muy seca. 
  • Antes de calentar la carne o el pescado, puedes añadir un chorrito de zumo de limón o de aceite de oliva, quedará más jugoso.
  • Las carnes y los pescados empanados, rebozados o fritos se resecan relativamente pronto; no aconsejamos este tipo de preparaciones para comer de táper.
  • Elige como postre fruta fresca y lácteos como yogures o queso fresco.

Para finalizar, os facilitamos dos links muy interesantes sobre consejos clave y recetas para comer de “tupper”de forma sana y segura. Están elaborados por la Universidad de Navarra y por la Asociación para la promoción del consumo de frutas y verduras “5 al día”.

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Deja un comentario