Saltar al contenido

Desmontando Mitos I

PRIMERA PARTE

Hoy en día todo el mundo opina sobre alimentación y en muchas ocasiones la información no es correcta. En este post vamos a desmontar creencias sin base científica acerca de las frutas.

“Batidos detox para depurar”

Falso. No es necesario tomarse ningún batido detox para depurar o limpiar nuestro organismo. Para realizar esa función contamos con el hígado y los riñones.

“El plátano engorda”

Falso. En realidad, ningún alimento engorda por sí solo. El plátano es una fruta que aporta aproximadamente 90 kcal en 100 gramos, mientras que por ejemplo la manzana aporta 52 kcal en 100 g. No obstante, un plátano con cáscara pesa 150-200 gramos y una manzana 250-300 gramos. Si hacemos cálculos cada porción comestible aporta la misma energía. 

“Agua con limón en ayunas”

No es ni bueno ni malo. Aunque se le han atribuido muchas propiedades (adelgaza, desintoxica, mejora la inmunidad, mejora la digestión…) simplemente es agua con limón. Si lo tomas, hazlo porque te gusta y te sienta bien. Debes tener en cuenta que puede contribuir al deterioro del esmalte dental.

“La fruta de postre engorda”

Falso. La fruta es un alimento saludable en cualquier momento del día, y aporta las mismas calorías independientemente del momento en el que se consuma. A algunas personas les puede ser útil tomar la fruta antes de las comidas para saciarse y comer menos durante la misma, lo cual no significa que la fruta de postre engorde.

“El zumo de naranja es lo mismo que comerse una naranja entera”

Falso. El zumo de naranja pierde toda la fibra de la fruta. Sin embargo, la naranja entera contiene fibra que ayuda a reducir la velocidad de absorción de los azúcares simples de la fruta, además de aportar todos los beneficios adicionales de la fibra. Por otro lado, un zumo de naranja contiene 2-3 naranjas, mientras que si se consume la pieza entera, con una será más que suficiente.

Por Idoia Ibero, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Deja un comentario