Saltar al contenido

El café y la cafeína

EL CAFÉ Y SU COMPUESTO ACTIVO, LA CAFEÍNA

El café es una de las bebidas más populares y consumidas a nivel mundial por sus efectos estimulantes sobre el sistema nervioso central, así como por su sabor y aroma.

Esta bebida está compuesta por diferentes sustancias químicas entre las que podemos encontrar aminoácidos y otros compuestos nitrogenados, polisacáridos, azúcares, triglicéridos, ácido linoleico, diterpenos, ácidos volátiles y no volátiles, compuestos fenólicos, cafeína, otras sustancias volátiles, vitaminas y minerales. Por otro lado, en el café también podemos encontrar otros componentes como las melanoidinas, que derivan de las reacciones de pardeamiento no enzimático o de la caramelización de carbohidratos que ocurren durante el tostado del café. Existen variaciones importantes en la concentración de estos componentes según la variedad de café y el grado de tostado.

La cafeína se considera sin duda su principal ingrediente activo. Es un alcaloide del grupo de las xantinas y se ha asociado a interesantes efectos beneficiosos a la salud. La cafeína también está presente en otros alimentos como: té, cacao y sus derivados, así como bebidas no alcohólicas y energéticas (en los que haya sido adicionada). 

Los principales efectos beneficiosos asociados a la cafeína son

  • Ayudar a mejorar la atención y concentración del individuo
  • Incrementar el nivel de alerta y reducir la sensación de fatiga mental y física.
  • Favorecer la disminución de la incidencia de diabetes y de enfermedades hepáticas.
  • Potenciar la mejora del asma.
  • Aliviar la migraña.
  • Aumentar la frecuencia y la contractilidad cardiaca.
  • Aumentar el volumen de orina. 

Sin embargo, su exceso también es causa de una serie de efectos perjudiciales afectando sobre todo a la función mental, al sueño, al aparato digestivo y al sistema cardiovascular. 

Por lo tanto, podemos considerar el café como una bebida estimulante y con propiedades potencialmente beneficiosas, aunque no exento de efectos no deseados en determinadas situaciones que podríamos incluir en nuestra alimentación, teniendo en cuenta la sensibilidad de cada persona a la bebida y la cantidad consumida. Según la FDA (Food and Drug Administration), la ingesta moderada de 2 a 5 tazas de café al día no se asocia con efectos perjudiciales en la salud de personas sanas adultas. 

Ana Luz Tobaruela

Referencias bibliográficas

Gotteland Martín, de Pablo V Saturnino. Algunas verdades sobre el café. Rev. chil. nutr.  [Internet]. 2007  Jun [citado  2021  Ene  18];  34 (2): 105-115.

Gómez-Ruiz JA, Leake DS, Ames JM. In vitro antioxidant activity of coffee compounds and their metabolites. J Agric Food Chem. 2007 Aug 22;55(17):6962-9. 

Butt MS, Sultan MT. Coffee and its consumption: benefits and risks. Crit Rev Food Sci Nutr. 2011 Apr;51(4):363-73

Deja un comentario