Saltar al contenido

Intolerancia a la lactosa

Las personas con intolerancia a la lactosa presentan diferentes síntomas tras el consumo de alimentos que contienen lactosa, en respuesta a la disminución de la actividad de una enzima llamada la lactasa intestinal (compuesto encargado de la digestión de la lactosa de los alimentos). En definitiva, se trata de una malabsorción de lactosa.

En España se calcula una prevalencia de intolerancia a la lactosa del 13% al 36% . Respecto a la población mundial, hablamos de un 70%.

¿A qué síntomas se asocia?

Cuando la lactosa no se digiere, la microbiota intestinal puede fermentarla dando lugar a una serie de síntomas como dolor abdominal, náuseas, distensión abdominal, flatulencia y diarrea. Estos síntomas pueden variar de una persona a otra. En general, tras la ingesta de lactosa los síntomas aparecen a los 45 minutos, a las 4-8 horas alcanzar su intensidad máxima y pueden llegar a durar hasta 12 horas. Según la gravedad de los síntomas se describen diferentes estados.

Términos utilizados para describir el estado de digestión de la lactosa.Definición
No persistencia de lactasa (LNP) o Deficiencia de lactasa (LD)No presencia de la enzima lactasa: disminución de la lactasa intestinal a <10 u / g .Reducción de la enzima lactasa intestinal por cualquier causa, ya sea genética (LNP) o por cualquier causa secundaria, como enfermedades o lesiones de la mucosa proximal del intestino delgado.
Intolerancia a la lactosa (LI)Síntomas adversos resultantes de la ingestión de lactosa, que incluyen flatos, gases, hinchazón, calambres, diarrea y, raramente, vómitos. 
Sensibilidad a la lactosa (LS)Los síntomas adversos con o sin síntomas de LI y también pueden incluir depresión, dolor de cabeza y fatiga. Los síntomas de LS pueden superponerse con el síndrome del intestino irritable.

¿Qué podemos hacer?

Los síntomas asociados a la malabsorción de lactosa se pueden llegar a eliminar o reducir, significativamente, mediante la eliminación o reducción de la ingesta de alimentos en los que está presente. El objetivo es lograr alcanzar el nivel de tolerancia individual, sin la presencia de sintomatología. 

Alimentos, ingredientes y aditivos  a restringir por su alto contenido en lactosa

  • Alimentos: leche de vaca, leche en polvo, batido de leche, derivados lácteos, nata, quesos frescos y fermentados, mascarpone, quark, feta, crema de leche, postres lácteos, margarina, mantequilla, helado, salsa bechamel.
  • Ingredientes y aditivos: lactosa, monohidrato de la lactosa, azúcar de la leche, sólido lácteo, suero de leche, suero en polvo, cuajo, cuajada, grasas de leche.

Alimentos y productos que deben limitarse en función de la tolerancia individual (pueden contener lactosa por lo que se recomienda leer el etiquetado para identificarlo como ingrediente, excipiente…)

  • Alimentos: purés y sopas, pan, pasteles, fiambres, embutidos, frituras de carne, huevos guisados con leche, sucedáneos de huevos y batidos, flanes, purés de patatas, crema o puré, bollería, donuts, crepes, bollos, bizcochos, galletas, tostadas, precocinados, cereales enriquecidos, aderezo de ensaladas y mayonesas, sorbetes, tartas, yogures, batidos, ponches, malteados, chocolate con leche, rebozados, sucedáneos de chocolate, sopas instantáneas, bebidas alcohólicas destiladas o fermentadas.
  • Otros productos que pueden contener lactosa: medicamentos, complejos vitamínicos y dentífricos.

Recomendaciones específicas

  • Introducción gradual de la leche: comenzar con 30 a 60 ml por día y aumentar gradualmente hasta un máximo de 250 ml por día. Consumirla acompañada de otros alimentos para retardar la liberación de lactosa en el intestino delgado. La leche con alto contenido de grasa suele tolerarse mejor debido al tiempo de tránsito más lento. La persistencia en el consumo diario es clave para generar tolerancia. Aplicar esta recomendación siempre en función de la sintomatología observada. Avanzar en función de la misma. El objetivo será lograr un consumo tal, que no dé lugar a malestar.
  • Inclusión de quesos curados: generalmente son bien tolerados debido a su bajo contenido de lactosa (0,1 a 0,9 g de lactosa en 30 g de queso duro). Ir probando tolerancia aplicando la estrategia descrita para la introducción gradual de leche.
  • Productos sin lactosa o reducidos en lactosa: nutricionalmente son equiparables a los productos lácteos normales por lo que son una adecuada alternativa.
  • Suplementos de lactasa: son productos que aportan enzimas sustitutivas de lactasa generalmente de origen bacteriano o fúngico. Se puede consumir antes de la ingesta del alimento o agregar a las comidas que contienen lactosa para facilitar su digestión. Las enzimas pueden presentarse en forma de geles, líquidos, cápsulas, gotas o tabletas.
  • Lácteos fermentados: las bacterias sobre todo Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus utilizadas en la elaboración de alimentos fermentados, como los yogures a partir de la leche, facilitan la digestión de la lactasa y suelen ser bien tolerados en general.
  • Probióticos y prebióticos: el consumo de alimentos que permitan restablecer la flora intestinal puede ayudar a mejorar los síntomas de intolerancia sin actuar sobre la malabsorción de lactosa.
  • Sustitutos no lácteos como bebidas vegetales: elegir preferentemente bebidas sin azúcar añadidos y enriquecidas en calcio, vitamina D y B12.

María Goñi y Iosune Zubieta, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra (CIN)

BIBLIOGRAFÍA: 

  • Szilagyi A, Ishayek N. Lactose Intolerance, Dairy Avoidance, and Treatment Options. Nutrients. 2018 Dec 15;10(12):1994. doi: 10.3390/nu10121994. PMID: 30558337; PMCID: PMC6316316.
  • Wüthrich M, Grünberg J, Hahn D, Jacob R, Radebach I, Naim HY, Sterchi EE. Proteolytic processing of human lactase-phlorizin hydrolase is a two-step event: identification of the cleavage sites. Arch Biochem Biophys. 1996 Dec 1;336(1):27-34. doi: 10.1006/abbi.1996.0528. PMID: 8951031.
  • Kaur K, Mahmood S, Mahmood A. Hypolactasia as a molecular basis of lactose intolerance. Indian J Biochem Biophys. 2006 Oct;43(5):267-74. PMID: 17133732.
  • Rosado JL. Intolerancia a la lactosa [Lactose intolerance]. Gac Med Mex. 2016 Sep;152 Suppl 1:67-73. Spanish. PMID: 27603891.
  • Di Costanzo M, Berni Canani R. Lactose Intolerance: Common Misunderstandings. Ann Nutr Metab. 2018;73 Suppl 4:30-37. doi: 10.1159/000493669. Epub 2019 Feb 19. PMID: 30783042.
  • Montgomery RK, Krasinski SD, Hirschhorn JN, Grand RJ. Lactose and lactase–who is lactose intolerant and why? J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2007 Dec;45 Suppl 2:S131-7. doi: 10.1097/MPG.0b013e31812e68f6. PMID: 18185074.
  • Gómez-Rodríguez BJ. Intolerancia a la lactosa. RAPD Online. 2019;42(5):162-68.

Deja un comentario