Saltar al contenido

OBESIDAD INFANTIL

La obesidad es un importante problema de salud. Entre 1975 y 2016 la prevalencia mundial se ha casi triplicado. Un exceso de peso en la infancia y adolescencia está asociado con una mayor probabilidad de padecer exceso de peso en la edad adulta. Además, la obesidad aumenta el riesgo de sufrir otras dolencias como la diabetes tipo 2 (DT2) y enfermedades cardiovasculares (ECV), por ello reducir el peso corporal puede prevenir el desarrollo de estas enfermedades.

Mantener el equilibrio energético es crítico para lograr un peso corporal saludable. El consumo de azúcar es un componente de la dieta que ha ganado enteros, porque contribuye a la densidad energética global de las dietas y puede promover un balance energético positivo. Una recomendación habitual para reducir el consumo de azúcar y energía, es beber agua en lugar de bebidas azucaradas. Otra aproximación es elegir productos con edulcorantes y potenciadores del dulzor. Sin embargo, los efectos del consumo de alimentos y bebidas con edulcorantes y potenciadores del dulzor no están todavía siendo investigados en detalle y una dieta con alimentos edulcorados no ha sido comparada con la misma dieta sin alimentos con edulcorantes y potenciadores del dulzor. Por lo tanto, desconocemos si una de las dos dietas podría ser más eficaz. 

SWEET

Hoy queremos presentar uno de los proyectos de investigación en los que estamos trabajando: Estudio SWEET

El proyecto SWEET se inició para investigar si el consumo de productos con edulcorantes y potenciadores del dulzor aumentan el éxito del mantenimiento de peso. 

Un total de 530 participantes (aproximadamente 330 adultos entre 18 y 65 años y 200 niños entre 6 y 12 años) serán reclutados en cuatro países europeos (Dinamarca, Grecia, España y Holanda). Los participantes serán reclutados como “familias”. Una familia se define como al menos un adulto y un niño que cumplan con los criterios de inclusión y exclusión del estudio. 

La duración del estudio para cada familia es de 1 año. Este periodo de 1 año, está dividido en 2 periodos distintos:

Para los participantes Adultos, el estudio comienza con un periodo de 2 meses de pérdida intensiva de peso, seguido de 10 meses de mantenimiento del peso perdido.

Para los participantes Niños, el estudio comienza con una dieta de mantenimiento de peso durante 2 meses, seguido de una dieta de mantenimiento específica para su IMC y edad, durante 10 meses.

Durante el periodo de 10 meses de mantenimiento de peso, la familia será asignada al azar a seguir una dieta saludable bien con o sin bebidas y alimentos que contengan edulcorantes. Tanto los participantes adultos como los niños, recibirán apoyo y guía de la dietista para seguir la dieta propuesta.

¡¡¡BUSCAMOS VOLUNTARIOS!!!

El Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra (CIN) busca, para el estudio, familias donde al menos un adulto (entre 18-65 años) y un niño (6-12 años) presenten sobrepeso u obesidad.  

Para participar, puedes ponerte en contacto a través del correo electrónico: voluntariosnut@unav.es, indicando en el asunto: Estudio SWEET

En el siguiente enlace encontrarás toda la información disponible sobre éste y otros estudios sobre los que investigamos actualmente.

https://www.unav.edu/web/centro-de-investigacion-en-nutricion/conocenos/voluntarios

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra (CIN)

Deja un comentario