Saltar al contenido

Prebióticos

Los prebióticos son compuestos no digeribles presentes en los alimentos que son degradados por la microbiota intestinal y aportan un beneficio para la salud, a través de  la estimulación del crecimiento o la actividad de algunas de las bacterias que se encuentran en el colon. 

Los prebióticos pueden afectar no solo a la salud gastrointestinal sino que también pueden aportar efectos beneficiosos en otros órganos y sistemas, como el sistema inmunitario, el nervioso, el cardiovascular, la piel o intervenir en la absorción de calcio.

Importancia de los alimentos prebióticos para la salud intestinal

PREBIÓTICOS EN NUESTRA ALIMENTACIÓN

Existen muchos tipos de prebióticos, como los fructanos formados por unidades de fructosa (inulina y fructooligosacáridos), los galacto-oligosacáridos (GOS) procedentes de la lactosa (que pueden estimular las bifidobacterias y los lactobacilos), oligosacáridos derivados de almidón y constituidos por glucosas (polidextrosa) y otros oligosacáridos derivados de la galactosa (pectina). 

  • Los fructooligosacáridos (FOS) son un tipo de fibra soluble compuesta por unidades de fructosa, y pueden contener otra molécula inicial de glucosa. Podemos encontrarlas en alimentos como la alcachofa, el espárrago, el ajo, la cebolla, el puerro, etc. o bien pueden ser añadidos por el fabricante para dotar al alimento de beneficios concretos.
  • La inulina es un tipo de fibra alimentaria soluble compuesta por unidades de fructosa. Se extrae principalmente de la raíz de achicoria pero se encuentra en muchos otros alimentos como los espárragos, el ajo y la cebolla.

Junto con la fructosa, la lactosa y los edulcorantes polioles (como el sorbitol, el manitol, el xilitol, el maltitol y otros terminados en «-ol»), algunos de los prebióticos citados se incluyen dentro de las moléculas conocidas como FODMAPs: oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Es el caso de la inulina, GOS y FOS.

En algunas personas con síndrome de intestino irritable o con facilidad para producir gases intestinales, los FODMAP pueden aumentar la sintomatología debido a su fermentación por parte de los microorganismos de la microbiota. En este proceso se genera gas, pasa agua a la luz intestinal y se produce distensión abdominal, flatulencia y malestar. Como alguno de estos síntomas coincide con los de distensión abdominal y la diarrea, síntomas más habituales de la enfermedad celíaca o la intolerancia al gluten no celíaca, es importante descartar primero estas patologías.

FUNCIONES PRINCIPALES

Algunas de las funciones más conocidas de los prebióticos son:

  1. Alimentar a la flora intestinal estimulando su actividad y crecimiento.
  2. Mejorar los procesos de fermentación bacteriana que producen la formación de ácidos grasos de cadena corta y así mantener la buena salud de la mucosa intestinal.
  3. Regular el tránsito intestinal y absorción de ciertos nutrientes.
  4. Sintetizar  vitaminas que no pueden generar las células de nuestro organismo.
  5. Disminuir el grado de acidez intestinal.
  6. Disminuir la proliferación de bacterias patógenas y la síntesis bacteriana de sustancias tóxicas.
  7. Producir un efecto protector frente a neoplasias colónicas. 
  8. Potenciar el correcto funcionamiento del sistema inmune.
  9. Actuar como laxante al aumentar la cantidad de bacterias simbióticas, asegurando que el contenido fecal sea de mayor tamaño y tengo la humedad apropiada para que el peristaltismo intestinal sea estimulado.

Por lo tanto, los prebióticos ejercen un efecto beneficioso en la salud humana, lo que los hace ser unos atractivos agentes que consiguen mejorar la calidad de vida frente a diferentes tipos de enfermedades. 

Ana Luz Tobaruela y Fermín Milagro, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias bibliográficas

Davani-Davari D, Negahdaripour M, Karimzadeh I, Seifan M, Mohkam M, Jalil SBerenjian A, y Ghasemi Y. Prebiotics: Definition, Types, Sources, Mechanisms, and Clinical Applications. Foods. 2019 Mar; 8(3): 92. 

Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social [actualizado 2016; consultado 19 Junio 2020]. Seguridad alimentaria. Prebióticos en los alimentos”. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/subdetalle/prebioticos.htm

Deja un comentario