Saltar al contenido

El Museo Universidad de Navarra con el teatro

Lectura Dramatizada

En 1961 el Instituto Internacional de Teatro proclamó el 27 de marzo el Día Mundial del Teatro, realzando el papel central que desempeña el teatro en la cultura de cada país. Cada año encarga a un autor la redacción de un texto que se lee 10 minutos antes de cada representación, en sala, ante el público. Hoy a las 19.20, 10 minutos antes de nuestra hora habitual de programación teatral, #MUNencasa publica y te invita a leer el texto de este indudablemente diferente #DíaMundialdelTeatro 2020, obra del autor pakistaní Shahid Mahmood Nadeem.

El teatro como santuario

Al final de una representación de la obra de teatro de Ajoka sobre el poeta sufí Bulleh Shah, un anciano, acompañado por un niño, se acercó hasta el actor que había interpretado el papel del gran sufí. «Mi nieto no se encuentra bien, ¿podría bendecirlo?», dijo. El actor se sorprendió y contesto: «No soy Bulleh Shah, solo soy un actor que interpreta el papel». El anciano entonces contestó: «Hijo, no eres un actor, eres una reencarnación de Bulleh Shah, su Avatar».

Un actor apático mira a otro declamando en una escena de "La sesión final de Freud" representada en el MUN por Unir Teatro en 2016

«Necesitamos luchar contra la apatía, el letargo, el pesimismo, la avaricia y el desprecio por el mundo en que vivimos, por el planeta en el que vivimos.» Shahid Mahmood Nadeem. #DíaMundialdelTeatro

De repente, se nos ocurrió un concepto completamente nuevo de teatro, donde el actor se convierte en la reencarnación del personaje que interpreta.

Explorar historias como la de Bulleh Shah, historias como ésta existen en todas las culturas y pueden convertirse en un puente entre nosotros, los creadores de teatro, y una audiencia desconocida pero entusiasta.

Mientras actuamos en el escenario, a veces nos dejamos llevar por nuestra filosofía del teatro, en nuestro papel como precursores del cambio social a veces dejamos atrás a gran parte de la comunidad.

En nuestro compromiso con los desafíos del presente, nos privamos de las posibilidades de una experiencia espiritual profundamente conmovedora que el teatro puede proporcionar.

Necesitamos luchar contra la apatía, el letargo, el pesimismo, la avaricia y el desprecio por el mundo en que vivimos, por el planeta en el que vivimos.

El teatro vacío  del Museo Universidad de Navarra se prepara ajustando las varas para la representación.

«En el sur de Asia, los artistas tocan con reverencia el piso del escenario antes de pisarlo, una antigua tradición en la que lo espiritual y lo cultural estaban entrelazados.» Shahid Mahmood Nadeem. #DíaMundialdelTeatro

El teatro puede convertir el escenario en un templo, el espacio de actuación, en algo sagrado. En el sur de Asia, los artistas tocan con reverencia el piso del escenario antes de pisarlo, una antigua tradición en la que lo espiritual y lo cultural estaban entrelazados.

Es hora de recuperar esa relación simbiótica entre el artista y el público, el pasado y el futuro. Hacer teatro puede ser un acto sagrado y los actores pueden convertirse en los avatares de los roles que desempeñan.

El teatro tiene el potencial transformador de convertir la escena en un santuario y ese santuario en un espacio de actuación.

 Shahid Mahmood Nadeem Escritor, dramaturgo, guionista, director de teatro y televisión, y activista de derechos humanos, director de Ajoka Teatre.

Deja un comentario