Saltar al contenido

Consejos (9 y 10) para vivir los días de confinamiento

9. Jornada de reflexión

  • Por no agobiarse, también es conveniente buscar momentos de silencio y soledad. En la organización del tiempo para éstos días, también meted espacios de “oxigenación” individual.
  • Ordinariamente nos cansamos del aceleramiento que tenemos encima, como si fuéramos desbocados por la rutina diaria sin tiempo para asimilar lo que vivimos.
  • Reflexionad, pensad, meditad… ¿Qué puedo cambiar en mí para ser mejor después de estos días?
  • La separación de las cosas que ordinariamente nos traemos entre manos, ayudará para ver si realmente estamos poniendo el acento en las que importan, de que otras cosas podemos pasar, cuales son irremplazables, etc.

10. Ora

  • Sólo la oración (que es el vínculo de amistad con Dios) puede sustentar la vida en todas las situaciones, especialmente en las adversas. Oración, que como diría Sta. Teresa, “aunque la digo a la postre, es la principal”.
  • Orar es abrirse a ese “Otro” que puede sostenerme cuando yo necesito ayuda; pero también cuando yo estoy bien, orar es sostener a otros que lo necesitan. Es la experiencia más universal del Amor.
  • Ora, habla con Dios: háblale de todo, no se cansa de escucharte, desahógate con Él cuando lo necesites y ¿por qué no?… deja que también Él se desahogue contigo, es tu Padre, tu Hermano, tu Amigo. Ejercita tu fe y tu confianza.

Deja un comentario