Saltar al contenido

Categoría: alimentación

Coral study

Como ya os hemos contando en otras entradas, desde el Centro de Investigación en Nutrición (CIN) de la Universidad de Navarra, realizamos diferentes estudios sobre nutrición, salud y obesidad. Hoy os explicaremos un trabajo que estamos realizando con niños titulado: CORAL Study.

La obesidad infantil es un problema importante de salud pública a nivel mundial. Los últimos datos nos muestran que, en España, el 35% de los niños tienen un exceso de grasa corporal.

Este estudio tiene como objetivo analizar un grupo de niños de 3 a 6 años, para poder, posteriormente, realizar medidas anuales e intentar determinar los factores de riesgo de obesidad infanto‐juvenil. Estudiamos la exposición o no de estos sujetos a un factor y observamos si causan obesidad o alguna enfermedad relacionada.

Se invita a participar a cualquier niño o niña de Navarra para investigar las posibles asociaciones entre los estilos de vida y el riesgo de desarrollar obesidad y sus comorbilidades, de forma totalmente voluntaria y gratuita.

En el caso de estar interesado en que tu hijo/a participe, puedes cumplimentar el cuestionario de inclusión, que recogerá tus datos básicos, pinchando en el siguiente enlace:

CUESTIONARIO DE INCLUSIÓN

El personal investigador contactará con vosotros una vez registrada la información.

Fases del estudio:

Se realizarán 2 únicas visitas con los padres/madres/tutores de los niños y niñas en las instalaciones de la Universidad de Navarra. Durante el estudio se realizarán diferentes pruebas, sin coste para el participante, en la Universidad de Navarra.

Para resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros en bdecuevilla@unav.es, o a través del teléfono/WhatsApp: 646 60 56 78. También adjuntamos los enlaces de una entrevista concedida por la investigadora del CIN, Begoña de Cuevillas, a Padres Formados.

¡Esperamos que os resulte de interés!

https://youtu.be/uT35bF6DNxw

https://www.unav.edu/web/centro-de-investigacion-en-nutricion/conocenos/voluntarios

¿Por qué no puedo perder peso? II

SEGUNDA PARTE

Continuamos describiendo los desaciertos que solemos cometer al comenzar una dieta de pérdida de peso.

ERRORES HABITUALES II

4. Abuso de batidos detox

En primer lugar, debes saber que no es necesario tomarse ningún batido detox para depurar o limpiar nuestro organismo. Contamos con nuestro hígado y riñones para esta función.

natural apple and beetroot smoothie served on table of resort cafe
Photo by ROMAN ODINTSOV on Pexels.com

Por otro lado, cuando consumes alimentos en su forma líquida, admite más cantidad de la que comerías en forma sólida. Al tomar un zumo de naranja, se consumen 3 piezas enteras sin la fibra. Como apuntamos en la entrada anterior, la fibra nos ayuda a reducir la velocidad de absorción de los azúcares simples de la fruta.

Por tanto, debes realizar una ingesta adecuada de frutas enteras y verduras al día (al menos 5 raciones al día), mejor frescas y de temporada.

5. No solo ejercicio físico

Realizar actividad física de manera habitual presenta innumerables beneficios para nuestra salud. Pero debes saber que sólo con ejercicio y sin cuidar nuestra alimentación, no lograrás bajar de peso. 

Tenemos que ser conscientes de que para poder alcanzar un peso saludable, hay que cambiar el estilo de alimentación y el estilo de vida. La unión entre práctica regular de actividad física y dieta adecuada es indispensable. Estos cambios nos ayudarán a perder peso de manera duradera y saludable. También evitaremos la pérdida de masa muscular y nos encontraremos mejor tanto física, como mentalmente.

photo of man jogging on paved pathway
Photo by Taryn Elliott on Pexels.com

6. Comer sano pero sin contar calorías

Comer sano no es sinónimo de pérdida de peso. Debemos tener en cuenta que el sobrepeso es consecuencia de un balance energético positivo (ingesta mayor a gasto) mantenido en el tiempo. Así que no solo es fundamental comer de manera saludable, sino que para conseguir una pérdida de peso, se debe realizar una restricción calórica adaptada a las necesidades de cada individuo (peso, altura, edad, sexo, actividad física…) y así conseguir un balance energético negativo. En este sentido, la figura de un dietista-nutricionista que nos asesore es clave para conseguirlo

7. Eliminación de los hidratos de carbono

Uno de los mayores mitos en referencia a la nutrición, es que los hidratos de carbono engordan. No existen alimentos que en sí mismos engorden, es el conjunto de nuestra alimentación lo que determinará que ganemos o no peso. Esto se debe al balance energético del que hablábamos antes.

hermaion de Pexels

El miedo a los hidratos de carbono suele ser común en la población, ya que se tiende a englobarlos dentro del mismo grupo. Debemos fomentar el consumo de hidratos de carbono complejos (pan, pasta, arroz…siempre integrales) y reducir el consumo de hidratos de carbono simples (bollería, azúcar, bebidas azucaradas, cereales refinados…). Los productos integrales presentan un mayor valor nutricional, además de aportar una mayor cantidad de fibra, lo que nos ayudará a mantenernos más saciados durante más tiempo.

8. Otros factores 

El estrés, la falta de sueño o algunas alteraciones metabólicas como la resistencia a la insulina, el síndrome metabólico o las alteraciones del tiroides entre otras, pueden interferir en la pérdida de peso. Si no logras perder peso y crees que tu alimentación y estilos de vida son adecuados, es aconsejable que consultes con tu médico de atención primaria o el especialista correspondiente. 

María Hernández. Centro de Investigación e Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias

comer sano, ejercicio físico, errores en la dieta, pérdidad de peso

¿Por qué no logro perder peso? I

PRIMERA PARTE

Quizás seas una de esas personas que ha intentado sin éxito perder peso y cambiar los hábitos alimentarios o de estilo de vida. Seguro que alguna vez te has preguntado: ¿por qué no adelgazo? ¿qué errores estoy cometiendo? ¿cómo puedo conseguir una pérdida de peso de manera saludable y definitiva? Si es tu caso, este post te interesa.

Errores habituales

1- Pensar en seguir una dieta y no en un cambio de hábitos de alimentación y estilos de vida

“Me voy a poner a dieta”. Con esta frase que a menudo nos planteamos cuando queremos conseguir una pérdida de peso, comienza uno de los errores más frecuentes. Al pensar en dieta, automáticamente pensamos en un tiempo de restricciones alimentarias, a menudo excesivas y que lógicamente no es sostenible en el tiempo. En la mayor parte de los casos nos cansaremos pronto de seguir la dieta porque no disfrutamos de ella, lo vemos como un castigo.

La actitud que debemos tomar es plantearnos como objetivo el cambio de hábitos de alimentación y de estilos de vida y no fijarnos únicamente en la pérdida de peso. De esta manera, vamos a aprender a comer y a disfrutar con nuestros cambios. Poco a poco iremos adquiriendo nuevas rutinas y veremos como nuestra salud mejora, nuestro peso disminuye y conseguimos mantener esta pérdida de peso.

Towfiq Barbhuiya

2. Excesiva reducción calórica

Una ingesta demasiado baja produce una reducción de nuestro metabolismo. Podría decirse que nuestro organismo se convierte en “ahorrador”, es decir, va a gastar menos calorías de las que debe, con lo cual perder peso será cada vez más complicado.

Es frecuente pensar que saltándose alguna comida o cenando solo un pieza de fruta, se logra perder peso. Quizás a corto plazo sea efectivo, pero no a largo plazo. Nuestro consejo es que lleves una alimentación equilibrada y saludable durante todo el día, con ingestas ligeras pero frecuentes . Así evitaremos picar entre horas o en momentos de ansiedad.

Paolo de Pexels

3. No comer fruta

Uno de los mitos más frecuentes y extendidos, es el de no comer fruta porque tiene azúcar, o que es mejor comerla antes que después de las comidas. 

¡Debemos comer fruta!

Freestock de Pexels

La fruta contiene azúcar y fibra, la cual va a ayudar a reducir la velocidad de absorción de los azúcares simples de la fruta, además de aportar todos los beneficios adicionales de la fibra. Así que consume fruta cada día, entre 2-3 raciones y en el momento que prefieras.

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias

  • Hirsch J, Hudgins LC, Leibel RL, Rosenbaum M. Diet composition and energy balance in humans. Am J Clin Nutr. 1998; 67: 551s-555s. 
  • A. Villarino Marin, JR. Martínez Álvarez, P. Posada, I. Ortuño, M. Villarino Sanz, D. Vanni. Mitos y errores en el diseño de dietas para la recuperación de un peso saludable. Rev Esp Nutr Comunitaria 2008;14(3):179-184. 
  • Murillo-Godínez G, Pérez-Escamilla LM. Los mitos alimentarios y su efecto en la salud humana. Med Int Méx. 2017;33(3):392-402.
  • Federación Española de Diabetes (FEDE). Diabetes y alimentación [Internet]. Madrid. Federación Española de Diabetes; 2020 [consultado 30 Mayo 2020]. Disponible en: https://fedesp.es/diabetes/alimentacion/

Mesa redonda sobre dietas saludables y sostenibles

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación (16-10-20) la Facultad de Farmacia y Nutrición, de la Universidad de Navarra, organizó una mesa redonda sobre dietas saludables y sostenibles en colaboración con el proyecto «Por una comida sana».

Os dejamos a continuación el artículo de Miguel Ángel Echávarri con las conclusiones de la mesa redonda.

«Los profesionales de la nutrición deben promover dietas saludables que reduzcan el impacto en el planeta»

16/10/20 Miguel Ángel Echávarri

“Tradicionalmente, los profesionales de la nutrición han puesto mucho énfasis en la necesidad de seguir patrones dietéticos saludables, es decir, consumir alimentos que reportan beneficios para la salud y evitar aquellos que resultan perjudiciales. Y es que una buena dieta, junto con otros estilos de vida saludables es clave para gozar de una vida larga y de calidad. Sin embargo, estimar la calidad de una dieta solo basándose en los beneficios para la salud humana que conlleva el consumo de determinados alimentos ya no es suficiente”, sentenció Ujué Fresán, investigadora del Instituto de Salud Pública de Navarra y miembro del CIBER de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, durante la mesa redonda organizada por la Facultad de Farmacia y Nutrición con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

Fresán comentó que las actividades del ser humano están llevando a la Tierra a una situación límite: “El sistema alimentario es uno de los principales sectores responsables de la degradación del medio ambiente así como del uso de recursos, por no hablar de la pérdida de biodiversidad. De igual manera que los distintos alimentos repercuten de manera diferente en nuestra salud, también lo hacen en la salud del planeta”.

Por eso, la investigadora apuntó que los patrones de consumo actual están lejos de ser saludables y sostenibles, medioambientalmente hablando. Por ello, destacó la necesidad de adoptar dietas saludables al tiempo que de mínimo impacto en el planeta, y promovidas por los profesionales de la nutrición, “sin olvidar que tienen que ser culturalmente aceptables y económicas para que la población las acepte”.

Así, Ujué Fresán puso el ejemplo del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad, que ha comenzado una nueva línea de investigación centrada en dietas sostenibles “en el sentido más amplio de la palabra”.

Hacia una alimentación sostenible que reduzca el hambre en el mundo

En la misma línea, Pablo Esquíroz, graduado en Farmacia y alumno de Nutrición, presentó su trabajo de fin de grado titulado “Hambre cero, desperdicios alimentarios y sindemia global”. Expuso los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), creados en el año 2015 para abordar los principales problemas mundiales y, en concreto, el ODS-2, que  trata de poner fin al hambre en el mundo: “En los últimos informes publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se ha observado un aumento tanto de la inseguridad alimentaria moderada y grave, como de la desnutrición, alejándose, por tanto, de la consecución del ODS-2, lo que guarda estrecha relación con el desperdicio alimentario y con la sindemia (suma de dos o más epidemias) global.

“Este último término trata de abordar el problema de la obesidad, el cambio climático y la desnutrición desde una visión integral, sistémica. La sindemia global ha demostrado la relación entre estos tres conceptos, evidenciando la necesidad de la toma de medidas conjuntas para resolver el problema”, explicó. “Por ejemplo, en el año 2011 la FAO estimó que 1.300 millones de toneladas de alimentos, es decir, un tercio de la producción, se desperdician al cabo del año. En cambio, solo con un cuarto de esas pérdidas se podría mitigar el hambre en el mundo”.

Esquiroz concluyó que para reducir el hambre mundial, abordar la sindemia global y disminuir los desperdicios alimentarios “hacen faltan medidas sistemáticas, que aborden la problemática en su conjunto. Se requieren propuestas y políticas internacionales serias, con la capacidad de afrontar y revertir esta situación”.

Día Mundial de la alimentación

16 DE OCTUBRE 2020

Mañana 16 de octubre, con el lema: «Cultivar, nutrir, preservar. Juntos» se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Este año, coincide con el 75º aniversario de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

La crisis sanitaria mundial de la enfermedad por coronavirus (Covid-19) nos ha hecho analizar y reflexionar sobre lo que estamos viviendo, para mirar juntos hacia el futuro, teniendo en cuenta nuestras necesidades básicas y valorando realmente lo importante. 

La alimentación, un bien escaso para muchos pero abundante para otros, es la esencia de nuestra vida y quizás en estos tiempos de crisis, algunos hemos sido más conscientes de ello. Ahora es el momento de preservar el acceso a alimentos nutritivos e inocuos, especialmente para la población más vulnerable. Es obligación de todos nosotros reconocer el trabajo que en estos tiempos de pandemia, agricultores, ganaderos y demás trabajadores del sistema alimentario, han llevado a cabo para que no nos faltara comida en la mesa.

Carmen A. R.

El Día Mundial de la Alimentación quiere rendir un homenaje a todas estas personas que han estado y están al pie del cañón para abastecernos alimentariamente y , a su vez, hacer un llamamiento a la solidaridad mundial. Hagamos que los sistemas alimentarios sean más fuertes. Todos podemos colaborar, por ejemplo eligiendo alimentos saludables y nutritivos, y que mantengan la sostenibilidad. Hay otras muchas maneras de ayudar, como siendo voluntario en bancos de alimentos o en comedores sociales, cultivando tus propias frutas y verduras si dispones de jardín o apoyando distintas iniciativas de desarrollo como programas de alimentación y nutrición.

Stokpic de Pexels

Te animamos a participar de las actividades preparadas para este y te dejamos aquí el link de la FAO para que dispongas de toda la información.

Además, la Universidad de Navarra ha organizado, a través del Centro de Alimentación y Fisiología de la Facultad de Farmacia y Nutrición, una Mesa Redonda con el título: Dietas Saludables y Sostenibles. El acto se celebrará el 16 de Octubre a las 12 h en el Salón de Actos del Edificio de Ciencias y también se retransmitirá por Zoom.

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Edulcorantes no calóricos II

SEGUNDA PARTE

¿Pueden los edulcorantes ayudar a controlar mi apetito y mi peso?

Aunque en la actualidad existe cierta controversia sobre si el consumo de edulcorantes puede resultar de ayuda para controlar el apetito y a su vez, ayudar al control del peso corporal, la evidencia científica señala que en general sí son una buena estrategia nutricional en este tipo de dietas, aunque no todas las personas responden por igual. En concreto, su éxito depende de que se consuman como parte de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludables.

Uno de los trabajos internacionales más recientes concluye que no hay evidencia suficiente para establecer que los edulcorantes afecten las preferencias por el gusto dulce, el apetito o el control glucémico (diabetes), aunque son necesarios más estudios, en especial sobre otros aspectos de la salud como la flora intestinal.

En este sentido y teniendo en cuenta diversas publicaciones científicas, la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), publicó en 2018 un consenso donde se concluye que el consumo de edulcorantes dentro del contexto de un plan de alimentación, puede ayudar a reducir el consumo de energía e hidratos de carbono, siendo una modesta herramienta para el control de la glucosa y el peso. Sin embargo, cuando se utilizan fuera de un plan de alimentación, no parecen tener efectos apreciables en el peso ni en otras variables metabólicas. La Asociación Británica de Dietética (BDA) también ha publicado un consenso similar con las mismas recomendaciones.

Estudios relacionados en la Universidad de Navarra

La Unión Europea ha financiado dentro del programa Horizonte 2020 el Estudio Bebidas y el Estudio SWEET, para revisar la evidencia sobre beneficios y riesgos potenciales implicados en el uso de edulcorantes en el contexto de salud pública, seguridad, obesidad y sostenibilidad. 

Uno de los centros participantes en este proyecto es el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra. 

Actualmente, nos encontramos en la fase de reclutamiento de voluntarios. Por tanto, si te interesa participar, puedes dejar tus datos en el siguiente enlace y nos pondremos en contacto contigo:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdWbYHsDeht4804KGBlVb50TqXsCTPoIuWDuThOxV3bHOPwvw/viewform

María Hernández, Idoia Ibero, Gabriele Castelnuovo y Eva Almirón, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra

Referencias

  • Ashwell M, Gibson S, Bellisle F, Buttriss J, Drewnowski A, Fantino M, Gallagher AM, De Graaf K, Goscinny S, Hardman CA, Laviada-Molina H, Lopez-García R,  Magnuson B, Mellor D, Rogers PJ, Rowland I, Russell W, Sievenpiper JL and La Vecchia C. Expert consensus on low-calorie sweeteners: facts, research gaps and suggested actions. Nutrition Research Reviews (2020), 33, 145–154
  • Benton D. Can artificial sweeteners help control body weight and prevent obesity? Nutr Rev Res. 2005; 18: 63-76.
  • Bosetti C, Gallus S, Talamini R, Montella M, Franceschi S, Negri E, La Vecchia C. Artificial sweeteners and the risk of gastric, pancreatic, and endometrial cancers in Italy. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2009 ;18:2235-8. 
  • Edulcorantes no nutritivos, riesgos, apetito y ganancia de peso. Rev Chil Nutr Vol. 40, Nº3, septiembre 2013.
  • European Commission of the European Union (2020). Sugars and Sweeteners | EU Science Hub, https://ec.europa.eu/jrc/en/health-knowledge-gateway/promotion-prevention/nutrition/sugars-sweeteners, (accessed 23 September 2020).
  • June M. Chan Æ Furong Wang Æ Elizabeth A. Holl. Sweets, sweetened beverages, and risk of pancreatic cancer in a large population-based case–control study Cancer Causes Control. (2009) 20:835–846.
  • Mahfouz EM, Sadek RR, Abdel-Latief WM, Mosallem FA, Hassan EE. The role of dietary and lifestyle factors in the development of colorectal cancer: case control study in minia, Egypt. Cent Eur J Public Health 2014; 22 (4): 215–222 
  • Mattes R, Popkin B. Nonnutritive sweetener consumption in humans: effects on appetite and food intake and their putative mechanisms. Am J Clin Nutr. 2009;89:1-14. 
  • Polyák E, Gombos K, Hajnal B, Bonyár-Müller K, Szabó S, Gubicskó-Kisbenedek A, Marton K, Ember I. Effects of artificial sweeteners on body weight, food and drink intake. Acta Physiol Hung. 2010; 97:401-407.

Edulcorantes I

PRIMERA PARTE

EDULCORANTES NO CALÓRICOS

Según la Real Academia Española, la palabra “edulcorante” significa “sustancia que edulcora los alimentos o medicamentos e incluye tanto el azúcar y variantes (ej. fructosa), los cuales aportan calorías, así como los sustitutos del azúcar que no aportan calorías o aportan una cantidad insignificante”. Los sustitutos del azúcar también conocidos como edulcorantes no calóricos o simplemente “edulcorantes”, pueden ser de origen artificial (sintetizados en el laboratorio), como el aspartamo, la sacarina o el ciclamato; o de origen natural, como la stevia. 

También existen los “alcoholes del azúcar”, como el xilitol o manitol, que proporcionan dulzor con menos calorías que el azúcar (2 en lugar de 4 kcal, por cada gramo).

Los edulcorantes han ido tomando terreno en el ámbito de las dietas para pérdida de peso y dietas para la diabetes, ya que al no aportar calorías y tener un mayor poder endulzante que la sacarosa (azúcar), pueden resultar de utilidad en la adhesión a la dieta y por tanto, ayudar tanto en el control del peso como en el control de la glucosa en sangre. Al no contener azúcar, los productos con edulcorantes se consideran también menos dañinos para el esmalte dental al no inducir caries.

¿Es segura la ingesta de edulcorantes artificiales?

En las últimas décadas, varios estudios han hecho dudar sobre si el consumo de ciertos edulcorantes artificiales, presenta algún riesgo sobre la salud. 

Algunos de estos estudios, analizaron el efecto de altas dosis de sacarina en ratas tras una exposición de año y medio. Sólo uno de estos estudios reportó un aumento significativo de cáncer de vejiga. Sin embargo, tiempo después se pudo comprobar que el metabolismo de la sacarina es específico de la especie y que los tumores de vejiga vistos en las ratas se debían a un mecanismo no aplicable en humanos, por lo que la sacarina no se considera carcinogénica a día de hoy. Asimismo se ha demostrado que el consumo de sacarina tampoco da lugar a litiasis (formación de cálculos) en los seres humanos. 

Otros muchos estudios realizados hasta la fecha, pretendieron demostrar la asociación entre diversos tipos de cánceres y el consumo de distintos tipos de edulcorantes artificiales, como el aspartamo, acesulfamo potásico o el ciclamato de sodio entre otros. Dichos estudios revelaron que no existe relación entre el consumo de edulcorantes y el desarrollo de cáncer, por lo que estos edulcorantes están en el presente aprobados para consumo humano en las dosis recomendadas por las agencias de seguridad alimentaria tanto Europea como Americana. Este uso incluye su adición como ingrediente en productos alimentarios para la población sana en general, excepto alimentos para bebés y niños pequeños, debido a sus requisitos nutricionales especiales.

De todas formas, es cierto que hay nuevos edulcorantes de los cuales se tiene menos información, pero se puede confiar que para los aprobados para el consumo humano, en las dosis adecuadas y en ausencia de enfermedades metabólicas específicas, su uso no implica riesgos para la salud.

María Hernández, Idoia Ibero, Gabriele Castelnuovo y Eva Almirón. Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias

  • Ashwell M, Gibson S, Bellisle F, Buttriss J, Drewnowski A, Fantino M, Gallagher AM, De Graaf K, Goscinny S, Hardman CA, Laviada-Molina H, Lopez-García R,  Magnuson B, Mellor D, Rogers PJ, Rowland I, Russell W, Sievenpiper JL and La Vecchia C. Expert consensus on low-calorie sweeteners: facts, research gaps and suggested actions. Nutrition Research Reviews (2020), 33, 145–154
  • Benton D. Can artificial sweeteners help control body weight and prevent obesity? Nutr Rev Res. 2005; 18: 63-76.
  • Bosetti C, Gallus S, Talamini R, Montella M, Franceschi S, Negri E, La Vecchia C. Artificial sweeteners and the risk of gastric, pancreatic, and endometrial cancers in Italy. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2009 ;18:2235-8. 
  • Edulcorantes no nutritivos, riesgos, apetito y ganancia de peso. Rev Chil Nutr Vol. 40, Nº3, septiembre 2013.
  • European Commission of the European Union (2020). Sugars and Sweeteners | EU Science Hub, https://ec.europa.eu/jrc/en/health-knowledge-gateway/promotion-prevention/nutrition/sugars-sweeteners, (accessed 23 September 2020).
  • June M. Chan Æ Furong Wang Æ Elizabeth A. Holl. Sweets, sweetened beverages, and risk of pancreatic cancer in a large population-based case–control study Cancer Causes Control. (2009) 20:835–846.
  • Mahfouz EM, Sadek RR, Abdel-Latief WM, Mosallem FA, Hassan EE. The role of dietary and lifestyle factors in the development of colorectal cancer: case control study in minia, Egypt. Cent Eur J Public Health 2014; 22 (4): 215–222 
  • Mattes R, Popkin B. Nonnutritive sweetener consumption in humans: effects on appetite and food intake and their putative mechanisms. Am J Clin Nutr. 2009;89:1-14. 
  • Polyák E, Gombos K, Hajnal B, Bonyár-Müller K, Szabó S, Gubicskó-Kisbenedek A, Marton K, Ember I. Effects of artificial sweeteners on body weight, food and drink intake. Acta Physiol Hung. 2010; 97:401-407.

Nutrisort

Desde el Centro de Investigación en Nutrición realizamos diferentes estudios a través de la Unidad de Intervención Nutricional. En la actualidad se están desarrollando varios trabajos sobre nutrición, salud y obesidad. Hoy vamos a explicaros uno de ellos: Nutrisort.

CIN

Este estudio pretende desarrollar un árbol de decisión que permita clasificar a potenciales usuarios según su estado nutricional y/o condición física y de salud, así como contribuir a la prevención y promoción de la salud personalizada. Te invitamos a participar de forma totalmente voluntaria y gratuita.

En el caso de estar interesado en participar, puedes cumplimentar el
cuestionario de cribado que recogerá datos de salud básicos que el personal
del equipo investigador revisará con el propósito de filtrar a los candidatos, en función de los criterios de inclusión y exclusión del estudio, pinchando en el siguiente enlace:

CUESTIONARIO DE CRIBADO

En el caso de cumplir con los criterios para participar, recibirás indicaciones para iniciar el estudio. Del mismo modo, si no cumples los criterios se te informará y ofrecerá (si no estás registrado) la posibilidad de ser incluido en la base de datos del CIN, para participar como voluntario en otros estudios de nutrición.

El desarrollo del estudio se realizará por profesionales sanitarios cualificados del CIN y se llevará a cabo fundamentalmente online (correo electrónico y Google Forms), a excepción de la única visita presencial de una duración aproximada de 30 minutos en las instalaciones del CIN.

Fases del estudio:

Fase 1: Reclutamiento, a través de cuestionario online.

Fase 2: Cuestionario online, de aproximadamente 20-30 minutos.

Fase 3: Breve consulta, en nuestras instalaciones (alrededor de 30 minutos). La consulta consistirá en toma de medidas (peso, talla, circunferencia cintura y cadera, composición corporal y tensión arterial) y realizarte una extracción de sangre, por lo que te pedimos cuando te citamos que acudas en ayunas.

Para resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros en voluntariosnut@unav.es, indicando en el asunto: Estudio NUTRISORT.

Etiquetado Nutricional II

SEGUNDA PARTE

Si queremos conseguir una dieta equilibrada y saludable debemos hacer una compra inteligente. Es en ese momento, cuando resulta imprescindible saber leer el etiquetado de un alimento. Será una información muy útil a nuestro favor.


El etiquetado es la principal vía de comunicación entre los productores y el consumidor. Nos permite conocer en profundidad el alimento, su modo de conservación, su origen, su estado, los ingredientes que contiene y los nutrientes que aporta a nuestro organismo. Es fundamental que la presentación sea clara y sencilla. Por eso está regulado.


La regulación, a través de sus normas, mejora el etiquetado en todos los productos, envasados y no envasados, para que proporcione información práctica, legible y comprensible.

Mehrad-v-osoughi

VENTAJAS

El hecho de comprobar la etiqueta de un alimento debería ser algo primordial cuando vamos a hacer la compra, ya que nos proporciona las siguientes ventajas:

. Es una herramienta que no puede faltar en nuestro hábito diario, ya que nos permite comprar de manera responsable, alimentos saludables.

. Nos ayuda a tomar las mejores decisiones que se adapten a nuestras necesidades y preferencias.

. Nos informa sobre sustancias o productos que pueden causarnos alergias o intolerancias.

. Nos facilita la comparación entre todo tipo de productos y la elección de las alternativas más adecuadas para nuestra salud.

Por todos estos motivos, no te olvides de leer el etiquetado de los productos y haz que se convierta en un hábito.

Ana Luz Tobaruela, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias bibliográficas

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición [Internet]. Madrid.
Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad [consultado 24 Julio 2020]. El
etiquetado cuenta mucho. Ventajas del etiquetado. Disponible en:
http://eletiquetadocuentamucho.aecosan.msssi.gob.es/ventajas.html

Etiquetado: información nutricional I

PRIMERA PARTE

Llamamos información nutricional a los valores de determinados nutrientes como las grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas, sal y al valor energético. Esta información es obligatoria en cada producto. También se debe informar si  presenta una declaración nutricional, de propiedades saludables o si se trata de un alimento enriquecido. 

http://eletiquetadocuentamucho.aecosan.msssi.gob.es/images/etiqueta2.png
Aecosan

La información nutricional también podrá completarse con la indicación de algunos valores como grasas monoinsaturadas, grasas poliinsaturadas, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria, vitaminas y minerales.  

  1. El valor energético se expresará primero en kilojulios (kJ), y seguidamente por el valor en kilocalorías /kcal). La cantidad de nutrientes se expresa en gramos.
  2. La información sobre vitaminas y minerales se expresará como porcentaje de las ingestas de referencia de la tabla por 100 gramos o 100 ml. En caso de estar presentes en cantidades significativas se podrá indicar en la etiqueta.
  3. Los valores pueden declararse de diferentes maneras: por porción o unidad de consumo, como porcentaje de las ingestas de referencia por 100g o por 100 ml y/o como porcentaje de las ingestas de referencia por porción o unidad de consumo.
  4. Los productos sin transformar o curados que solo incluyan un ingrediente, como agua, sal, especias, té, vinagres, aditivos alimentarios, bebidas con grado alcohólico volumétrico superior a 1,2%, los alimentos envasados cuya superficie mayor es inferior a 25 cm2, están exentos de información nutricional. Al igual que los alimentos no envasados, aunque estos últimos pueden tener información nutricional de manera voluntaria limitándose a tener valor energético, grasa, grasas saturadas, azúcares y sal. 
Amber Faust

Ana Luz Tobaruela, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias bibliográficas

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición [Internet]. Madrid. Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad [consultado 21 Julio 2020]. El etiquetado cuenta mucho. Información nutricional. Disponible en: http://eletiquetadocuentamucho.aecosan.msssi.gob.es/nutricional.html

vegetable salad with wheat bread on the side

Hidratos de Carbono II

SEGUNDA PARTE

LA INJUSTA MALA PRENSA DE LOS CARBOHIDRATOS

En el post anterior indicamos que hay varios tipos de hidratos de carbono. Por esta razón, no podemos generalizar y apuntar que su consumo es perjudicial para la salud o para poder perder peso.

Nuestro organismo necesita la glucosa, indispensable para realizar todo tipo de actividades, tanto físicas como mentales. Si consumimos hidratos de carbono complejos o no refinados (integrales) estaremos consiguiendo un mayor aporte de fibra. Su consumo se asocia con beneficios para la salud como son  la regulación del colesterol, prevención del cáncer de colon, regulación del tránsito intestinal, regulación de los niveles de glucosa en sangre, aumento del volumen fecal y aumento de la sensación de saciedad. Esta situación convierte a la fibra en un gran aliado en las dietas de pérdida de peso.

vegetable salad with wheat bread on the side
Photo by Dana Tentis on Pexels.com

Generalmente los alimentos que proporcionan hidratos de carbono complejos y fibra, también pueden ser buenas fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes. Son compuestos necesarios para el correcto funcionamiento a nivel celular, interviniendo en múltiples reacciones orgánicas. También están asociados a la prevención del envejecimiento celular. 

Por otro lado, mencionar que existen determinadas situaciones donde una dieta con un aporte mínimo de hidratos de carbono puede presentar beneficios. Se trata, por ejemplo, de la dieta cetogénica indicada en algunas enfermedades como la epilepsia refractaria. De todos modos, este tipo de dieta debería ser supervisada por un experto en nutrición. El especialista determinará la necesidad de suplementación de vitaminas y minerales, ya que se trata de un tipo de dieta desequilibrada y deficitaria en micronutrientes.

En resumen…

Actualmente, en el mundo occidental existe un consumo muy elevado de hidratos de carbono simples y refinados. Este consumo desmesurado, junto al sedentarismo, ha hecho incrementar el sobrepeso y la obesidad, la hipertrigliceridemia y la diabetes entre otras patologías. A su vez, el bajo consumo de hidratos de carbono complejos, puede incidir en la aparición de estreñimiento, hemorroides, diverticulosis, etc. Estos hechos demuestran que se debe reducir el consumo de hidratos de carbono simples y refinados y que nuestro aporte básico de hidratos de carbono debe ser a expensas de los hidratos de carbono complejos.

Muchas dietas milagro engloban a todos los hidratos de carbono como perjudiciales. Este tipo de dietas prometen perder peso en poco tiempo y con poco esfuerzo. Al restringir el consumo de hidratos de carbono, el organismo consume sus reservas de glucosa, que se almacenan con una mayor cantidad de agua. Así, el peso perdido es en gran parte agua y no de grasa. Pero los beneficios de perder peso se obtienen al perder grasa y esto se consigue a través de dietas equilibradas personalizadas.

Lo ideal es establecer un equilibrio entre la energía necesaria y un consumo adecuado de hidratos de carbono de calidad (verduras, hortalizas, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos, etc) y limitando el consumo de hidratos de carbono simples (azúcar, refrescos, bollería, zumos, cereales refinados, etc).

Por último, recordar que para poder perder peso de manera saludable, es recomendable pedir consejo a un profesional sanitario especializado como es el dietista-nutricionista y así conocer nuestras necesidades de manera más individual.

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias 

Hidratos de carbono I

PRIMERA PARTE

La restricción o eliminación de hidratos de carbono es común en muchas dietas que ofrecen perder peso en poco tiempo. Pero, realmente ¿debemos reducirlos o incluso eliminarlos de nuestra alimentación?, ¿son verdaderamente perjudiciales?. La respuesta es clara: ni son perjudiciales para la salud, ni los debemos evitar para controlar nuestro peso.

¿Qué son los hidratos de carbono?

Químicamente, los hidratos de carbono son compuestos orgánicos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno. Según su estructura, pueden clasificarse en dos tipos:

·  Simples: son aquellos que se absorben de manera rápida, por lo que a través de ellos, se puede obtener energía casi de manera instantánea. Pueden encontrarse de manera natural en el azúcar, la miel, la fruta y los lácteos y como ingrediente añadido en pastelería, bollería, zumos y refrescos azucarados, etc.

·  Complejos: son de absorción lenta y necesitan un mayor tiempo de digestión, por lo que aportan energía durante más tiempo. Estos están presentes en los cereales integrales y sus derivados, tubérculos como la patata, legumbres, vegetales, frutos secos, etc.

Funciones

·  La principal función de los hidratos de carbono es la de proporcionar energía (4 kcal/g) a nuestro organismo, especialmente al cerebro y al sistema nervioso. Pueden almacenarse en forma de glucógeno, tanto en hígado como en músculo. Cuando estas reservas están llenas, los hidratos de carbono se almacenan en forma de grasa. 

·  Intervienen en el metabolismo de las grasas e impiden la degradación oxidativa de las proteínas

·  Función estructural, formando parte de las paredes celulares y dando elasticidad y resistencia. De esta manera se forman tejidos y dan soporte a otras estructuras.

·  Función reguladora a nivel gastrointestinal, proporcionando el equilibrio adecuado para realizar así sus funciones de manera correcta.

·  Función de desintoxificación: una forma de deshacerse de los compuestos tóxicos derivados de ciertas rutas metabólicas o producidos por organismos o compuestos externos, es conjugarlos con ácido glucurónico (un derivado de la glucosa) para hacerlos más solubles en agua y así eliminarlos fácilmente por la orina u otras vías.

¡ No os perdáis el próximo post !

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra

·  Dietary carbohydrate intake and mortality: a prospective cohort study and meta-analysis. Seidelmann SB, Claggett B, Cheng S, Henglin M, Shah A, Steffen LM, Folsom AR, Rimm EB, Willett WC, Solomon SD. Dietary carbohydrate intake and mortality: a prospective cohort study and meta-analysis. Lancet Public Health. 2018 Sep; 3(9):e419-e428.

·  Los hidratos de carbono. Instituto Tomás Pascual Sanz. 15 de Abril de 2010. Nº 3862 [consultado 31 Agosto 2020]. Disponible en: http://www.institutotomaspascualsanz.com/descargas/publicaciones/vivesano/vivesano_15abril10.pdf?pdf=vivesano-150410

·  ¿Por qué los carbohidratos son siempre los malos de la película? Blog de Nutrición Bárbara Romano. [consultado 5 de Septiembre de 2020]. Disponible en: https://www.barnaclinic.com/blog/nutricion/carbohidratos-malos/ 

·  Maughan, R. (2009). Carbohydrate metabolism. Surgery, 27(1), 6–10.

. Voet, D., Voet, J. & Pratt, C. (2016). Fundamentals of Biochemistry: Life at the Molecular Level (5th ed.). Wiley.

Anisakis

¿COMER PESCADO ES SEGURO?

El anisakis es un parásito que puede provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas que, en ciertas ocasiones, podrían ser graves. Este parásito solo se puede contraer si consumimos pescados o cefalópodos crudos, o sometidos a ciertos tratamientos que no consiguen matarlo.

Bert Christiaens de Pexels

A través de las siguientes recomendaciones, no habrá motivo para preocuparse por el anisakis, ya que será muy fácil evitarlo y podrás comer pescado de manera segura:

. Quitar todas las vísceras al pescado lo antes posible. 

. Hay que alcanzar mínimo los 60º C de temperatura cuando se vayan a cocinar el pescado o los crustáceos. A partir de esta temperatura se matará al parásito. 

. En caso de no cocinarlo, habrá que congelarlo previamente. Para poder congelar en casa, su frigorífico debe alcanzar una temperatura de –20 º C. Si es inferior, habrá que mantener el producto congelado durante 5 días.

¿Qué alimentos debemos congelar?

Los boquerones en vinagre, todas las especialidades de pescado crudo, pescado marinado, huevas de pescado crudas, pescados crudos preparados en salmuera o poco salados y pescados sometidos a ahumado en frío. 

¿Qué alimentos no son necesarios congelar?

Las ostras, mejillones, almejas, coquinas, los pescados de aguas continentales y piscifactorías de agua dulce, las semiconservas como las de anchoas y los pescados desecados salados de manera tradicional.

Alex Favali de Pexels

Ana Luz Tobaruela, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Referencias bibliográficas

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición [Internet]. Madrid. Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad [consultado 14 Julio 2020]. Para la ciudadanía. Recomendaciones alimentarias. Comer pescado es seguro y saludable: el anisakis es muy fácil de evitar. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/anisakis.htm

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición [Internet]. Madrid. Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad [consultado 14 Julio 2020]. Seguridad alimentaria. La alergia por anisakis y medidas de prevención. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/seguridad_alimentaria/evaluacion_riesgos/informes_comite/ANISAKIS_ALERGIA.pdf

Consumo Preferente y Caducidad

Los alimentos llevan en su envase una fecha.

¿Sabes qué significa? ¿Nos podemos comer el producto una vez superada dicha fecha?. Con este post queremos aclarar vuestras dudas.

Speedy McVroom

CONSUMO PREFERENTE

La fecha de consumo preferente indica hasta qué fecha el alimento conserva toda su calidad. Una vez superada esta fecha el alimento sigue siendo seguro, aunque puede afectar a su naturaleza perdiendo sabor, textura, olor etc. Estos alimentos pueden ser productos como legumbres, arroz, pasta, chocolate, aceite, yogures, entre otros.  

Ena Marinkovik

CADUCIDAD

La fecha de caducidad indica hasta qué fecha es seguro consumir el alimento. No deben consumirse aquellos que superen el plazo indicado. Este dato se encuentra en alimentos que tienen riesgo microbiológico como carnes, pescados frescos, etc.

Speedy McVroom
Speedy McVroom

En ambos casos deben respetarse las instrucciones de conservación y las indicaciones de consumo que se indican en el envase del alimento. 

Idoia Ibero, Centro de Información en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Bibliografía

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición [Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; s.f. [actualizado 2019; consultado 28 abril 2020]. Para la ciudadanía. Para saber más sobre seguridad alimentaria. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/fechas_caducidad.htm

Organización de Consumidores y Usuarios [Internet]. Madrid: Organización de Consumidores y Usuarios; 31 enero 2018 [actualizado 2020; consultado 28 abril 2020]. Alimentación: Seguridad alimentaria. Disponible en: https://www.ocu.org/alimentacion/seguridad-alimentaria/noticias/consumir-alimentos-caducados

tilt shift lens photography of five assorted vegetables

Frutas y hortalizas

Principalmente las frutas y hortalizas se componen de agua, vitaminas, minerales, fibra y compuestos bioactivos. Todo ello, hace que el consumo de estos grupos de alimentos se asocie a un óptimo estado de salud.

Diferentes organismos nacionales e internacionales, aconsejan 5 raciones de frutas y hortalizas al día. Sin embargo, el último Informe de estado de situación sobre “Frutas y hortalizas: nutrición y salud en la España del S. XXI”, elaborado por la Fundación Española de la Nutrición en 2018, reporta que su consumo en la población española es menor que el recomendado.

Con el propósito de incrementar el consumo de frutas y hortalizas, podéis poner en práctica algunos de los consejos que os dejamos a continuación:

  • Se pueden tomar en cualquier momento del día.
  • Intenta que todos tus platos tengan una guarnición de hortalizas.
  • Dale color a tus platos incluyendo diferentes tipos.
  • Utiliza variados métodos de cocción para probarlas de maneras distintas.
  • Disponemos de fruta y hortalizas listas para consumir y también ultracongeladas.
  • Prueba a incluirlas en tus recetas de forma creativa.

RECETAS DE POLOS DE FRUTAS

Os proponemos una forma diferente de consumir frutas, fácil de elaborar y refrescante.

Polos de sandía y chocolate

Ingredientes:

  • Sandía
  • Chocolate 85%
  • Palitos de madera 

Elaboración:

  • Corta la sandía en triángulos con un grosor de 2 cm
  • Introduce el palito de madera en la parte central de la corteza
  • Deja los polos en el congelador durante al menos 4 horas
  • Derrite un poco de chocolate en el microondas
  • Vierte el chocolate sobre los polos con la ayuda de una cuchara

Photo by Norbert Levajsics on Unsplash

Polos de albaricoque

Ingredientes:

  • 10 albaricoques maduros
  • 1 yogur natural sin azúcares añadidos
  • 1 cucharada sopera de mantequilla de anacardos (u otro fruto seco)
  • 2 albaricoques en trocitos pequeños

Elaboración:

  • Pela los albaricoques, trocea y quítales el hueso. Ponlos en el vaso de la batidora junto a la mantequilla de anacardos y el yogur. Tritura hasta conseguir un puré.
  • Pon unos trocitos de albaricoque en cada molde de la polera y rellena con la mezcla.
  • Coloca un palito en cada uno y deja congelador toda la noche.

Photo by Food Photographer | Jennifer Pallian on Unsplash

Idoia Ibero, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Bibliografía

Fundación Española de la Nutrición. Informe de estado de situación sobre Frutas y hortalizas: nutrición y salud en la España del S. XXI [Internet]. Madrid. Fundación Española de la Nutrición; 2018

Modificado de: Hoy comemos sano [Internet]. Madrid: Inés Basterra; 23 mayo 2019; [actualizado 2020, consultado 6 julio 2020]. Recetas: postres y dulces saludables. Polos  de melocotón saludables (sin azúcar 100% saludables).  Disponible en: https://hoycomemossano.com/2019/05/polos-de-melocoton-saludables.html

Modificado de: Hoy comemos sano [Internet]. Madrid: Inés Basterra; 31 julio 2019; [actualizado 2020, consultado 6 julio 2020]. Recetas: postres y dulces saludables. Polos de sandía y chocolate. Disponible en: https://hoycomemossano.com/2019/07/polos-de-sandia-y-chocolate-muy-faciles-solo-2-ingredientes.html

flat lay photography of three tray of foods

Comer en fiambrera

Las distancias y los horarios han convertido en una necesidad para muchas personas llevar la comida al trabajo en fiambrera o táper. También hay quien elige comer en la cantina o en la cafetería, pero es cierto que llevar el «tupper» al trabajo puede ser mucho más saludable y mucho más económico.

Desde aquí, podemos ayudarte a planificar tu alimentación si eliges la opción de la fiambrera. De esta manera, podrás elaborar menús variados y saludables que permitan cubrir tus necesidades nutricionales y disfrutar del momento de la comida fuera de casa. 

Organización y planificación…

La clave para conseguir el táper perfecto es no dar cabida a la improvisación y tener todo organizado y planificado. 

  • Elabora tu menú: para facilitarte este punto, una buena idea es que sigas el método del plato y a partir de ahí adaptar los grupos de alimentos a tus necesidades y preferencias.

Spanish_Spain_HEP_May2015-1024x801.jpg

Algunos ejemplos podrían ser: 

  • Judía verde + muslos de pollo + quinoa + pera
  • Ensalada de couscous con verduras + pechuga de pavo + manzana
  • Cogollos + merluza al horno + rebanada pan integral + naranja
  • Garbanzos con espinacas + rebanada pan de centeno integral + melón

Realiza la lista de la compra: es muy importante que tengas llena la despensa para disponer de todo lo que necesites. Revisa y elabora la lista de la compra con todos los ingredientes que utilizarás para preparar tus platos ya planificados. Si es posible, compra alimentos frescos y de temporada. También es buena opción comprar productos congelados o alimentos en conserva como legumbres, pescados y verduras.

Cocina el día anterior o para toda la semana: si no dispones de mucho tiempo, una alternativa es cocinar y preparar todo la noche anterior. Incluso puedes cocinar de más en la cena y utilizar las sobras para preparar la fiambrera del día siguiente. Puedes elegir un día, por ejemplo el domingo, para preparar todos los platos que consumirás durante la semana. Algunos de los alimentos más idóneos en este caso son: arroz y pasta integrales, quinoa, couscous, huevos cocidos, legumbres, carnes magras, verduras y patatas. 

Almacena de manera segura: una vez colocadas tus comidas en los «tuppers», utiliza la parte de la nevera adecuada para su conservación. Usa recipientes de materiales que no añadan tóxicos nocivos a los alimentos y que posteriormente te permitan congelar y calentar. Si cocinas para muchos días o incluso para todo el mes, etiqueta cada uno con la fecha de elaboración y su contenido. Guárdalo en el congelador.

a woman cooking indian food
Photo by Gagan Kaur on Pexels.com

Otros consejos para un táper saludable…

  • Mira siempre las sobras que haya en tu nevera y aprovéchalas para preparar tus platos. 
  • Intenta cambiar de recipiente. Comer siempre en el mismo puede resultar muy monótono y aburrido. La fiambrera debe tener el tamaño adecuado para que contenga la cantidad de comida acorde a tus necesidades.  
  • Si utilizas salsas o aderezos, llévalos en un tarro aparte de la comida y añádelo tras calentarla en el microondas, así lograrás que la comida parezca que está recién hecha. 
  • Añade la sal a la carne después de meterla al microondas, si no se quedará muy seca. 
  • Antes de calentar la carne o el pescado, puedes añadir un chorrito de zumo de limón o de aceite de oliva, quedará más jugoso.
  • Las carnes y los pescados empanados, rebozados o fritos se resecan relativamente pronto; no aconsejamos este tipo de preparaciones para comer de táper.
  • Elige como postre fruta fresca y lácteos como yogures o queso fresco.

Para finalizar, os facilitamos dos links muy interesantes sobre consejos clave y recetas para comer de “tupper”de forma sana y segura. Están elaborados por la Universidad de Navarra y por la Asociación para la promoción del consumo de frutas y verduras “5 al día”.

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.