Saltar al contenido

Etiqueta: CIN

¿La salud cardiovascular es el reflejo de lo que comemos?

Según la OMS en el año 2019 las enfermedades cardiovasculares (ECV) fueron la principal causa de muerte en el mundo, afectando en Europa a 2,2 millones de mujeres y 1,9 millones de hombres. Estas cifras representan un problema de salud mundial y ponen en alerta la necesidad de estrategias que ayuden a disminuir estas cifras (https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/cardiovascular-diseases-(cvds)

Pero, ¿Cuáles son los factores de riesgo para desencadenar estas enfermedades?

Existen varios factores de riesgo modificables que estarían relacionados con la aparición de las ECV, entre los que figura el: consumo del tabaco, el consumo de alcohol, la inactividad física, horas de sueño inadecuado y principalmente una alimentación poca saludable. (https://newsroom.heart.org/news/la-american-heart-association-agrega-el-sueno-a-la-lista-de-salud-cardiovascular)

Imagen de Pixabay

¿Qué entendemos por dieta saludable?

La dieta es un determinante importante de la salud y la esperanza de vida. Una dieta saludable debe incluir por un lado, cantidades y proporciones apropiadas de ingesta de nutrientes principalmente frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y pescado, y por otro, limitar el consumo de productos lácteos enteros, carnes rojas, carnes procesadas y azúcares.

Imagen de Pixabay

En las últimas décadas la dieta para la prevención de las ECV tradicionalmente se centra en un consumo bajo de grasas, principalmente los ácidos grasos saturados y el colesterol, mientras que promueven el consumo de ácidos grasos insaturados y ácidos grasos poliinsaturados que son considerados como grasas saludables y que aportan beneficios a la salud cardiovascular.

El Proyecto SUN de la Universidad de Navarra  (https://www.unav.edu/web/departamento-de-medicina-preventiva-y-salud-publica/proyecto-sun) ha publicado recientemente un estudio, que ha evaluado la asociación entre un índice que mide la calidad global de los macronutrientes (carbohidratos lípidos y proteínas) ingeridos y el riesgo de ECV, en 18.418 adultos españoles de mediana edad que han sido seguidos con continuidad durante más de 14 años de media.  (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35597843/)

El principal hallazgo encontrado en esta investigación fue la asociación inversa entre la calidad de los macronutrientes y la aparición de ECV. Así, los participantes con mayor puntuación en el índice de calidad de macronutrientes mostraron menor riesgo de sufrir un evento cardiovascular (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o muerte cardiovascular) que aquellos con menor puntuación en dicho score.

Esto gracias a que mantuvieron una dieta más saludable a lo largo de los años con mayor ingesta de verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, pescados, carnes blancas, lácteos desnatados, frutos secos, aceite de oliva, ácidos grasos poliinsaturados y fibra, al ser unos grupos de alimentos que contienen una alta densidad nutricional y además, contienen compuestos bioactivos como flavonoides, polifenoles y oleocantal que confieren efectos cardioprotectores.

De hecho, en este estudio, una mayor calidad de los macronutrientes junto con una mayor adherencia a la Dieta Mediterránea o la Dieta provegetariana, también se asoció con un menor riesgo de ECV.

Mujer lactante y alimentación vegetariana o vegana ¿Es compatible?

A día de hoy, el consenso es unánime en que la leche materna es el alimento idóneo para la cría humana, porque contiene el equilibrio correcto de nutrientes, los anticuerpos, sustancias bioactivas y bacterias necesarias para garantizar el crecimiento y la salud óptima del bebé.

Existen muchos mitos que todavía circulan entre las mujeres que acaban de ser madres, respecto a lo que deben o no deben hacer para tener más leche o evitar que la leche se corte o se seque, lo que hace que la madre se sienta aún más desorientada y la lactancia, en lugar de mejorar, se complique.

Sin embargo, sabemos que la producción de leche materna depende principalmente de una buena técnica de amamantamiento.

La alimentación de la madre, puede condicionar el contenido en algunos nutrientes, por lo que será importante, asesorar de forma personalizada a cada mujer, según sus circunstancias.

En los últimos años, el número de mujeres que eligen seguir una dieta vegetariana o vegana se ve incrementado, por lo que los profesionales de la salud debemos estar actualizados para poder ofrecer recomendaciones dietéticas adecuadas y evitar caer en las falsas creencias.

En España, se estima que el 7% de la población sigue una dieta vegetariana (AEP, 2019).

La polémica sobre la idoneidad de seguir una dieta basada en alimentos de origen vegetal en periodos más vulnerables como el embarazo o la lactancia, está servida.

Según la Academia de Nutrición y Dietética (Melina 2016) las dietas vegetarianas bien planificadas son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la prevención y el tratamiento de varias enfermedades crónicas; son apropiadas para todas las etapas de la vida, incluyendo el embarazo, la lactancia e infancia y son sostenibles, desde el punto de vista medioambiental.

La mayoría de autores, recalcan la importancia de que la alimentación de la mujer lactante vegetariana o vegana esté “adecuadamente planificada”, para evitar carencias que puedan comprometer la calidad y cantidad de leche producida.

Controlar los niveles de vitamina B12, calcio, hierro, vitamina D… entre otros, deben formar parte de la intervención dietética en estas mujeres.

Sin embargo, abro el siguiente debate: ¿Realmente la recomendación de adecuar la dieta, aplica solo a las mujeres lactantes vegetarianas? ¿Se alimenta mejor una mujer lactante omnívora que consume alimentos procesados, azúcares y grasas trans que una mujer vegetariana? ¿Dónde puede haber más carencias y de qué tipo?

¿Qué pautas específicas debemos dar a una mujer lactante que siga una dieta vegetariana o vegana?

De todo esto y de las claves para una nutrición óptima en mujeres lactantes vegetarianas y veganas, hablaré el próximo 25 de febrero en las Jornadas de Actualización: Nutrición personalizada en la mujer.

Por María Marqués. Dietista-Nutricionista. Asesora en Lactancia. www.mamanutricionylactancia.com.

En estas jornadas, se abordará el asesoramiento en materia de alimentación personalizada de la Mujer presentando la situación actual y tendencias en alimentación y nutrición adaptado a diferentes etapas, condición y situaciones fisiológicas en la vida de la Mujer.

Se celebrarán en doble formato: online y presencial (Pamplona).

Os invitamos a participar en ellas, para ello se puede ampliar información en: https://www.unav.edu/web/jornadas-nutricion/

OBESIDAD INFANTIL

La obesidad es un importante problema de salud. Entre 1975 y 2016 la prevalencia mundial se ha casi triplicado. Un exceso de peso en la infancia y adolescencia está asociado con una mayor probabilidad de padecer exceso de peso en la edad adulta. Además, la obesidad aumenta el riesgo de sufrir otras dolencias como la diabetes tipo 2 (DT2) y enfermedades cardiovasculares (ECV), por ello reducir el peso corporal puede prevenir el desarrollo de estas enfermedades.

Mantener el equilibrio energético es crítico para lograr un peso corporal saludable. El consumo de azúcar es un componente de la dieta que ha ganado enteros, porque contribuye a la densidad energética global de las dietas y puede promover un balance energético positivo. Una recomendación habitual para reducir el consumo de azúcar y energía, es beber agua en lugar de bebidas azucaradas. Otra aproximación es elegir productos con edulcorantes y potenciadores del dulzor. Sin embargo, los efectos del consumo de alimentos y bebidas con edulcorantes y potenciadores del dulzor no están todavía siendo investigados en detalle y una dieta con alimentos edulcorados no ha sido comparada con la misma dieta sin alimentos con edulcorantes y potenciadores del dulzor. Por lo tanto, desconocemos si una de las dos dietas podría ser más eficaz. 

SWEET

Hoy queremos presentar uno de los proyectos de investigación en los que estamos trabajando: Estudio SWEET

El proyecto SWEET se inició para investigar si el consumo de productos con edulcorantes y potenciadores del dulzor aumentan el éxito del mantenimiento de peso. 

Un total de 530 participantes (aproximadamente 330 adultos entre 18 y 65 años y 200 niños entre 6 y 12 años) serán reclutados en cuatro países europeos (Dinamarca, Grecia, España y Holanda). Los participantes serán reclutados como “familias”. Una familia se define como al menos un adulto y un niño que cumplan con los criterios de inclusión y exclusión del estudio. 

La duración del estudio para cada familia es de 1 año. Este periodo de 1 año, está dividido en 2 periodos distintos:

Para los participantes Adultos, el estudio comienza con un periodo de 2 meses de pérdida intensiva de peso, seguido de 10 meses de mantenimiento del peso perdido.

Para los participantes Niños, el estudio comienza con una dieta de mantenimiento de peso durante 2 meses, seguido de una dieta de mantenimiento específica para su IMC y edad, durante 10 meses.

Durante el periodo de 10 meses de mantenimiento de peso, la familia será asignada al azar a seguir una dieta saludable bien con o sin bebidas y alimentos que contengan edulcorantes. Tanto los participantes adultos como los niños, recibirán apoyo y guía de la dietista para seguir la dieta propuesta.

¡¡¡BUSCAMOS VOLUNTARIOS!!!

El Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra (CIN) busca, para el estudio, familias donde al menos un adulto (entre 18-65 años) y un niño (6-12 años) presenten sobrepeso u obesidad.  

Para participar, puedes ponerte en contacto a través del correo electrónico: voluntariosnut@unav.es, indicando en el asunto: Estudio SWEET

En el siguiente enlace encontrarás toda la información disponible sobre éste y otros estudios sobre los que investigamos actualmente.

https://www.unav.edu/web/centro-de-investigacion-en-nutricion/conocenos/voluntarios

María Hernández, Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra (CIN)

Workshop «Frontiers in fatty liver disease: from molecular basis to clinical and nutritional aspects»

El pasado viernes 7 de mayo, 150 participantes asistieron al seminario «Frontiers in fatty liver disease: from molecular Basis to clinical and nutritional aspects» sobre la enfermedad de hígado graso no alcohólico.

La jornada, organizada por el Centro de Investigación en Nutrición (CIN) y el Journal of Physiology and Biochemistry, abordó la investigación sobre esta patología, que afecta en torno a un 30% de la población. El Journal of Physiology and Biochemistry es una publicación de la Universidad de Navarra con la Editorial Springer-Nature, cuyas Editoras son las catedráticas de Fisiología Pilar Lostao y María Jesús Moreno.

De izquierda a derecha: Ángela Martínez, Maite García, María Jesús Moreno y Amaia Rodríguez. Foto: Manuel Castells.

La sesión se desarrolló de manera presencial, en el Salón de Actos del edificio de Ciencias (Hexágono) y online.
Pilar Lostao, vicerrectora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Navarra e investigadora del CIN y del IdiSNA, presentó la jornada en la que intervinieron: Antonio Zorzano (IRB Barcelona); Ángela Martínez-Valverde (Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, Madrid); Maite García Fernández-Barrena (Cima Universidad de Navarra); Amaya Rodríguez (Clínica Universidad de Navarra), Sonia Fernández-Veledo (Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII); Itziar Abete (CIN Universidad de Navarra) y Lluís Fajas (Center for Integrative Genomics, Universidad de Lausanne, Suiza).

De izquierda a derecha, Itziar Abete, Matías Ávila, Amaia Roríguez, Marian Zulet, Ángela Martínez, María Jesús Moreno, Maite García y Pilar Lostao. Foto: Manuel Castells.

Objetivo
“El objetivo de este seminario ha sido poner en común los últimos conocimientos en el área de la investigación y el tratamiento del hígado graso no alcohólico. Profundizamos en las bases moleculares de la patología, así como en aspectos clínicos y nutricionales”, ha comentado María Jesús Moreno Aliaga, directora del área de Nutrición y Metabolismo Molecular del CIN, y del grupo de Nutrición personalizada y síndrome metabólico del IdiSNA, e investigadora del CIBERobn.

Problema de salud pública creciente y alarmante, la enfermedad del hígado graso no alcohólico es actualmente la causa más común de enfermedad hepática en el mundo occidental, afectando en torno a un 30% de la población.

Es un problema de salud pública creciente y alarmante, precisamente porque es más prevalente en obesos, diabéticos y personas con riesgo cardiovascular, afectando tanto a niños como a adultos.

La enfermedad de hígado graso no alcohólico es silenciosa y asintomática, pudiendo acabar en cirrosis y hepatocarcinoma. Hasta el momento no existen tratamientos farmacológicos que hayan sido efectivos de manera significativa. El manejo terapéutico se basa en modificaciones del estilo de vida que promueven la pérdida de peso mediante cambios en la dieta y/o actividad física. “Por la relevancia y el interés científico que suscita este campo, desde la Facultad de Farmacia y Nutrición se ha impulsado este seminario”, ha justificado la Dra. Marian Zulet, directora del Área de Metabolismo Humano y Pautas Nutricionales del CIN y del Máster Europeo en Alimentación, Nutrición y Metabolismo, e investigadora del CIBERobn y del IdiSNA.


Microbiota y Nutribiota II

SEGUNDA PARTE

La microbiota intestinal juega un papel importante en la regulación del metabolismo humano y es un factor determinante en el mantenimiento de un buen estado de salud.

Entre los procesos que se ven favorecidos por una composición saludable de la microbiota se encuentran la regulación del peso corporal y todos los problemas asociados a la obesidad (resistencia a la insulina, hipercolesterolemia, hipertriglicéridemia, hipertensión, enfermedad cardiovascular o hígado graso no alcohólico). Uno de los objetivos científicos del CIN (Centro de Investigación en Nutrición) persigue modular favorablemente la composición de la microbiota intestinal a partir de la inclusión en la dieta de diversos alimentos con características prebióticas. Generalmente son alimentos de origen vegetal ricos en fibras, polifenoles y/o almidón resistente: legumbres, frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, etc.

Dana Tentis

El CIN junto a importantes empresas alimentarias navarras (IAN, Virto, Urzante, Isanatur) participa en el proyecto Nutribiota, financiado por Gobierno de Navarra, que se centra en identificar los patrones “saludables” del microbioma y diseñar alimentos que tengan un impacto positivo en la salud metabólica y la pérdida de peso a través de la modulación del microbioma intestinal. En esta fase final del estudio, el efecto modulador de la microbiota de los alimentos diseñados ya ha sido comprobado en voluntarios sanos y ahora se quiere probar si pueden ayudar a la pérdida de peso, al ser incluidos en una alimentación variada y equilibrada.

ESTUDIO NUTRIBIOTA

Ampliemos un poco más la información sobre el estudio. El objetivo del proyecto NUTRIBIOTA es examinar si la incorporación de determinados alimentos vegetales es capaz de modular de manera favorable la composición de la microbiota intestinal, ayudar a controlar el peso y mejorar las patologías relacionadas con la obesidad.

Como hemos apuntado, el estudio se encuentra en su fase final. Si quieres participar como voluntario debes cumplir unos criterios que serán revisados por nuestros investigadores. Principalmente buscamos personas con edad comprendida entre 20 y 65 años, con sobrepeso u obesidad.

La intervención nutricional tendrá una duración de 2 meses, entre enero y marzo de 2021. Durante este tiempo cada voluntario seguirá una estrategia dietética pautada por los profesionales del Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra. El voluntario deberá acudir a las instalaciones del centro en tres ocasiones. En la primera y la última se tomarán medidas antropométricas (peso, altura, circunferencia de cintura) y se realizará análisis de sangre y microbiota fecal, además de completar una serie de cuestionarios de estilo de vida.

En el caso de estar interesado en participar, puedes cumplimentar el cuestionario de cribado, que recogerá los datos de salud básicos. Es muy sencillo, solo hay que pinchar el enlace:

CUESTIONARIO DE CRIBADO

El equipo investigador revisará esos datos con el propósito de filtrar a los candidatos, en función de los criterios de inclusión y exclusión del estudio. En el caso de cumplir con los requisitos para participar, el equipo investigador se pondrá en contacto con el voluntario, para continuar con las diferentes fases del estudio. Del mismo modo, se informará si no se cumple con los criterios establecidos.

El desarrollo del estudio NUTRIBIOTA se realizará por profesionales sanitarios cualificados del Centro de Investigación en Nutrición, y se llevará a cabo fundamentalmente de manera presencial.

Fermín Milagro, Director de la Línea de Investigación de Nutriómica y Biomarcadores. Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra.

Coral study

Como ya os hemos contando en otras entradas, desde el Centro de Investigación en Nutrición (CIN) de la Universidad de Navarra, realizamos diferentes estudios sobre nutrición, salud y obesidad. Hoy os explicaremos un trabajo que estamos realizando con niños titulado: CORAL Study.

La obesidad infantil es un problema importante de salud pública a nivel mundial. Los últimos datos nos muestran que, en España, el 35% de los niños tienen un exceso de grasa corporal.

Este estudio tiene como objetivo analizar un grupo de niños de 3 a 6 años, para poder, posteriormente, realizar medidas anuales e intentar determinar los factores de riesgo de obesidad infanto‐juvenil. Estudiamos la exposición o no de estos sujetos a un factor y observamos si causan obesidad o alguna enfermedad relacionada.

Se invita a participar a cualquier niño o niña de Navarra para investigar las posibles asociaciones entre los estilos de vida y el riesgo de desarrollar obesidad y sus comorbilidades, de forma totalmente voluntaria y gratuita.

En el caso de estar interesado en que tu hijo/a participe, puedes cumplimentar el cuestionario de inclusión, que recogerá tus datos básicos, pinchando en el siguiente enlace:

CUESTIONARIO DE INCLUSIÓN

El personal investigador contactará con vosotros una vez registrada la información.

Fases del estudio:

Se realizarán 2 únicas visitas con los padres/madres/tutores de los niños y niñas en las instalaciones de la Universidad de Navarra. Durante el estudio se realizarán diferentes pruebas, sin coste para el participante, en la Universidad de Navarra.

Para resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros en bdecuevilla@unav.es, o a través del teléfono/WhatsApp: 646 60 56 78. También adjuntamos los enlaces de una entrevista concedida por la investigadora del CIN, Begoña de Cuevillas, a Padres Formados.

¡Esperamos que os resulte de interés!

https://youtu.be/uT35bF6DNxw

https://www.unav.edu/web/centro-de-investigacion-en-nutricion/conocenos/voluntarios

Nutrisort

Desde el Centro de Investigación en Nutrición realizamos diferentes estudios a través de la Unidad de Intervención Nutricional. En la actualidad se están desarrollando varios trabajos sobre nutrición, salud y obesidad. Hoy vamos a explicaros uno de ellos: Nutrisort.

CIN

Este estudio pretende desarrollar un árbol de decisión que permita clasificar a potenciales usuarios según su estado nutricional y/o condición física y de salud, así como contribuir a la prevención y promoción de la salud personalizada. Te invitamos a participar de forma totalmente voluntaria y gratuita.

En el caso de estar interesado en participar, puedes cumplimentar el
cuestionario de cribado que recogerá datos de salud básicos que el personal
del equipo investigador revisará con el propósito de filtrar a los candidatos, en función de los criterios de inclusión y exclusión del estudio, pinchando en el siguiente enlace:

CUESTIONARIO DE CRIBADO

En el caso de cumplir con los criterios para participar, recibirás indicaciones para iniciar el estudio. Del mismo modo, si no cumples los criterios se te informará y ofrecerá (si no estás registrado) la posibilidad de ser incluido en la base de datos del CIN, para participar como voluntario en otros estudios de nutrición.

El desarrollo del estudio se realizará por profesionales sanitarios cualificados del CIN y se llevará a cabo fundamentalmente online (correo electrónico y Google Forms), a excepción de la única visita presencial de una duración aproximada de 30 minutos en las instalaciones del CIN.

Fases del estudio:

Fase 1: Reclutamiento, a través de cuestionario online.

Fase 2: Cuestionario online, de aproximadamente 20-30 minutos.

Fase 3: Breve consulta, en nuestras instalaciones (alrededor de 30 minutos). La consulta consistirá en toma de medidas (peso, talla, circunferencia cintura y cadera, composición corporal y tensión arterial) y realizarte una extracción de sangre, por lo que te pedimos cuando te citamos que acudas en ayunas.

Para resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros en voluntariosnut@unav.es, indicando en el asunto: Estudio NUTRISORT.