Saltar al contenido

Etiqueta: Dieta equilibrada

IMPACTO DE LOS EXCESOS NAVIDEÑOS SOBRE LA SALUD

Durante las Navidades nos reunimos de manera especial con nuestros seres queridos y disfrutamos de muchas comidas o cenas entre familiares y amigos. La mayoría de las celebraciones giran en torno a una mesa con abundante comida y bebida, lo que conlleva cambios de hábitos alimenticios, de actividad física y de ocio. Como todos sabemos, estos cambios y excesos tienen un efecto directo en la salud.  

Al terminar estas fechas, es posible encontrarse mal, tanto anímica como físicamente. A nivel mental, es normal sentir fatiga. Todos los preparativos, las reuniones, las compras, cocinar de más, las vacaciones de los más pequeños, etc. pueden pasar factura e incluso agudizar la ansiedad o la depresión.

Uno de los problemas más habituales después de los excesos está relacionado con alteraciones en el sistema digestivo, ya que la microbiota intestinal se ve afectada. Esto es consecuencia del aumento en la cantidad y cambios en la calidad de la comida que se ingiere. Se tiende a comer alimentos más grasos y con un mayor contenido en azúcares simples. Además, en muchos casos, se produce un aumento en el consumo de bebidas alcohólicas. Todo esto favorece la aparición de diarreas, estreñimiento, gastritis, úlceras, indigestiones o acidez de estómago. También el incremento de peso derivado de estos excesos navideños contribuye al empeoramiento de los problemas cardiovasculares, la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes o incluso pueden aparecer problemas respiratorios.

Es probable que después de las Navidades algunos valores bioquímicos se vean alterados en una analítica de rutina. Por ejemplo, la glucemia (azúcar en sangre) podría verse aumentada e incluso llegar a una situación de prediabetes. La prediabetes es una afección en la que los niveles de azúcar en sangre son más altos de lo normal, aunque todavía no hayan llegado a niveles lo suficientemente altos para que se diagnostique una diabetes tipo 2. Es una situación desconocida para mucha gente ya que no presenta síntomas. Lo mismo ocurre con los niveles de colesterol, triglicéridos y la tensión arterial. Se puede decir que es normal que esos “kilitos” de más generen incomodidad, pero no solo por causas puramente estéticas, sino porque realmente conducen a un empeoramiento de la salud digestiva y cardiovascular.

La mejor manera de comenzar a corregir estos excesos sería volver a una dieta equilibrada y variada, acompañada de ejercicio. Es importante estar bien hidratados e introducir a diario una serie de alimentos como cereales integrales, frutas, verduras, huevos, pollo, pescados, etc. Por otro lado, el consumo de alimentos que contengan prebióticos o probióticos puede ser de gran ayuda en algunas situaciones, ya que van a favorecer la recuperación de la microbiota intestinal, lo que tiene un efecto directo positivo sobre nuestro organismo. Puede ayudar a mejorar las digestiones, con una mejor absorción de los nutrientes y una reducción de las molestias intestinales asociadas, como el estreñimiento, la hinchazón y el dolor abdominal. 

En esta línea, el Centro de Investigación en Nutrición (CIN) de la Universidad de Navarra está llevando a cabo diversos estudios que pretenden mejorar la salud de la población y que están dirigidos a sujetos con sobrepeso u obesidad. 

Entre estos proyectos, con una duración de 2-3 meses, se encuentran el estudio Actipro, dirigido a personas mayores de 65 años y que trata de evaluar el efecto de la ingesta de un complemento nutricional sobre el estado nutricional de las personas mayores en el marco de una dieta saludable. El estudio Colaboco, dirigido a personas entre 20 y 65 años, y cuyo objetivo es evaluar el efecto de una proteína sobre la pérdida de peso en hombres y mujeres adultos con sobrepeso/obesidad. Por último, el estudio Prediabetcare, dirigido a sujetos entre 18 y 70 años pretende evaluar el efecto de la administración de una nueva formulación probiótica sobre el control de la glucemia, la resistencia a la insulina y la composición de la microbiota en sujetos prediabéticos. Por lo que respecta a estudios en niños, pronto se iniciará el estudio Medkids, dirigido a niños con sobrepeso/obesidad de entre 6 y 12 años.

Si desea inscribirse como voluntario en los estudios que se llevan a cabo en el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra puede escribir un correo electrónico a la dirección: voluntariosnut@unav.es o llamar al 948 42 57 44. También puede encontrar más información visitando el apartado de voluntarios, de la página web del Centro de Investigación en Nutrición;https://www.unav.edu/web/centro-de-investigacion-en-nutricion/conocenos/voluntarios.

Idoia Ibero, Centro de Investigación en Nutrición (CIN) de la Universidad de Navarra.