Saltar al contenido

Acompañamiento (7) ¡Ayúdanos a escribir cartas de corazón a alma!

Durante este mes de confinamiento, más de 25 voluntarios ya han escrito más de 70 cartas a pacientes en aislamiento. Sumando recientemente la entrega a nuevos hospitales en Madrid: Hospital Universitario la Paz,  Gregorio Marañón e IFEMA.

Algunos intentan establecer amistad para darles sentido de lucha. Otros escriben palabras de esperanza recordando la temporalidad de la situación, pero todos ellos tienen un solo objetivo: servir de apoyo estando en casa.

Lo que me gustaría es que cada vez que estés mal o que tengas un momento de flaqueza, pienses que tienes una amiga que está ahí apoyándote, mandándote toda su fuerza, dando lo mejor de sus horas de estudio para que tú estés mejor (…) de la misma manera, cada vez que yo tenga un bajón, me acordaré de ti. Siempre nos han dicho que 1+1 suman dos, pero yo creo que tú + yo sumamos mucho más que eso, que juntos siempre somos más.

Yo sé que tendrás días de mucho sufrimiento, de soledad, de pensamientos negativos que nos invaden la cabeza, te confesaré algo, a mí también me pasa (…) pero sé que lo que estamos experimentando es un nuevo principio, no es ningún fin, y mi querido amigo se sientes que las lágrimas te agobian dejalas salir, aquí estoy para ti.

Recordando la temporalidad de la situación, otros intentan levantar la mirada al futuro:

Decirte que al final, son solo eso, días malos. Y como todo en la vida, pasa.  Esto no es definitivo, vas a superar esta situación y vas a salir de aquí más fuerte, más sabio y más generoso.

Lo positivo es que todo esto es temporal; el virus, el confinamiento, el miedo y la soledad. Esas son cosas que estarás sintiendo en tu día a día pero pasarán como todos los otros malos momento que hayas superado en tu vida.

Los Himalayas son visibles en la India por primera vez en décadas, los pandas parece ser que ya no se quieren extinguir y están procreando. Las personas están aliándose con enemigos pasados, poniendo a un lado sus diferencias y luchando contra un enemigo común. El mundo no se está acabando, todavía sigue girando.

El Coronavirus no será en vano:  ni para el futuro, ni para el presente.  Espero que se permita un buen llanto cada dia, pero que luego de ello se concentre en todo el camino que nos queda por recorrer. Por hacer de este mundo un lugar más humano. Piense a todos los corazones que nos queda por amar, por servir… en sus familiares, amigos y vecinos.

Personas que os dirán: Bienvenido al equipo de los que no se han rendido, de los que han luchado incansablemente por salir adelante. Bienvenido al equipo de los que han amado. Bienvenido al equipo de los que han sonreído. Bienvenido al equipo de los ríen!

Algunos otros animan a dar un sentido más profundo:

En mi país tampoco ha sido fácil sobrellevar esto. He tenido que ver mucho sufrimiento a mi alrededor, cosa que se me hace difícil de entender (…)  creo que ha sido una lección que nos recordó nuestra vulnerabilidad, pero sobre todo, nos ha hecho voltear nuestra mirada a lo que verdaderamente importa: amar.

Saber que luego de cualquier tormenta siempre viene la calma, una calma que hoy te invito a VIVIRLA en esa cama (…) intenta poco a poco apaciguar tantos ruidos y miedos que has venido teniendo hasta hoy. Dentro de ti, en tu corazón hay un océano en calma y también están todas las respuestas de lo que te has venido cuestionando estos días.

Por mi lado, me comprometo acompañarte, para que tengas la gracia de discernir esa voz baja que te hablará claro. Y que esta pesadilla del Coronavirus que has tenido que vivir en tu propio cuerpo, se termine convirtiendo en el encuentro más hermoso que alguien haya podido tener.

Si quieres unirte a esta iniciativa, escribe a tantaka@unav.es

Deja un comentario