Saltar al contenido

El chat de la esperanza

El alumno de Tecnun Juan José Latorre se metió de cabeza en el proyecto de Applika movido por “su ilusión por ayudar haciendo algo que le gustaba”, tal y como nos cuenta desde el otro lado del teléfono, desde La Coruña.

“Siempre me ha gustado mucho ayudar y este año he participado en el programa Fostering Talent de Tecnun, en el que se fomenta mucho este tipo de actividades. Vi las ofertas de Tantaka-Tecnun y me encantó el programa de Applika. En concreto me llamó la atención la necesidad que tenían en el Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa de crear un chat que ayudara a la gente joven a acercarse a ellas.  Me parecía muy importante lo que necesitaban y me veía capaz de hacer un buen trabajo”, cuenta Juanjo.

El Teléfono de la Esperanza acompaña mediante llamadas telefónicas a personas en situación de vulnerabilidad. Escucha a quien se encuentra solo, enfermo, o en una situación vital complicada, y trata de ofrecer recursos a estas personas para que puedan gestionar su vida de la mejor manera posible. “Las trabajadoras de la asociación me dijeron que notan que a la gente joven le cuesta dar ese primer paso de coger el teléfono y que prefieren hacerlo a través de un chat, quizá porque los jóvenes estamos más familiarizados con estas herramientas y nos resulta más fácil dar el primer paso así”, continúa Juanjo.

Dicho y hecho. El alumno de ingeniería de Tecnun lleva semanas documentándose sobre el modo de proceder de esta entidad y escuchando sus necesidades concretas. El otro día les presentó una web con una propuesta de diseño distinta en la que había desarrollado un pluginde chat.  

Les gustó mucho la idea y le van a dar acceso a su web para que lo implemente allí. Esta vez de manera real.  “El plugin es como WhatsApp, por lo que funciona tanto desde el móvil como desde el ordenador”, explica Juanjo. Además, quien necesite el servicio de esta asociación, podrá seleccionar “el problema” o la “temática” que le está haciendo sufrir para hablar con la persona que sea experta en ese ámbito.

“En un principio propuse que hubiera un apartado con una breve descripción de las personas que están al otro lado del chat, con una foto, porque si en algún momento yo me viera en esa situación, me parecería más fácil poner cara a la persona que me a escuchar, o en este caso, leer. Pero como hay voluntarios que quieren guardar su anonimato, lo vamos a plantear por temáticas. Estoy muy contento con el proyecto y con ganas de verlo arrancar”.

Deja un comentario