Saltar al contenido

Menú del día: ¿qué hago para hacerlo más saludable?

El ritmo de vida actual nos lleva cada vez más a tener que comer fuera de casa. Lo más adecuado y saludable sería tener la opción de poder comer de tupper, pero la realidad es que en algunas ocasiones nuestro tipo o lugar de trabajo no nos lo permite y nos vemos obligados a comer el menú del día de la cafetería o restaurante.

La Sociedad Española de Obesidad (SEEDO-SEO), publicó una encuesta sobre hábitos de vida. Dicha encuesta mostró que el 77% de la población española realiza diariamente alguna de las tres comidas habituales fuera de casa, siendo la más frecuente el desayuno que en un 90% de los casos se realiza en un restaurante o bar. Estos datos corroboran el cambio de hábitos que está teniendo lugar en nuestro país en los últimos tiempos, donde comer fuera de casa se ha impuesto frente a hacerlo en el entorno familiar.

Otros datos relevantes de esta encuesta, son que el 73,7% de los encuestados no pide habitualmente verdura o ensalada como plato principal y el 63% tampoco lo pide como guarnición. En cuanto al postre, sólo el 18% de los encuestados apunta consumir fruta de manera habitual, y casi un 20% de las personas que afirma no tomar fruta de postre, no lo hace porque no figura en el menú.

Estos datos deberían ser un toque de atención para el mundo de la hostelería, que aunque cada vez más toma medidas para mejorar sus propuestas de menús, tendría que tener en cuenta las necesidades que el consumidor asiduo a sus locales necesita para hacer su alimentación más saludable. Los menús del día tienen que ser atractivos, especialmente los platos a base de verduras, para que el cliente se decante por esta opción frente a otras menos saludables. También deben ofrecerse guarniciones a base de verduras, hortalizas o legumbres, carnes magras y pescados de segundo plato y priorizar la fruta como postre ante productos dulces.

Imagen de Pixabay

Si eres de los que tu vida laboral o académica no te permite regresar a casa a comer y no tienes la opción de llevarte tu comida, quizás te resulten de utilidad los siguientes consejos para comer diariamente de menú:

  • Varía diariamente tanto la elección de establecimientos como la elección de tus platos.
  • Dedica un mínimo de 40 minutos a la comida e intenta comer despacio y masticando bien.
  • Acompaña la comida con agua. Evita las bebidas con alcohol o los refrescos azucarados.
  • Elige un menú variado que incluya alimentos de todos los grupos básicos:
  • Cereales: como primer plato o guarnición
  • Verduras, hortalizas y legumbres: como primer plato o guarnición
  • Alimentos proteicos (carne magra, pescado o huevo) como segundo plato.
  • Fruta o lácteo como postre de manera alternativa.
  • Evita los platos con salsas, rebozados y empanados. Elige platos preparados a base de técnicas culinarias sencillas como plancha, horno, vapor, papillote…
  • Procura ingerir cantidades ajustadas de alimentos para evitar el exceso. Si no tienes mucho apetito o sabes que las raciones que se sirven son muy grandes, pide sólo un plato o medias raciones.
  • Mientras esperas a que te sirvan la comida, evita saciar tu apetito comiendo pan o cualquier aperitivo que puedan ofrecerte en el restaurante.
  • Si vas acompañado, puedes compartir los platos.
  • Pregunta qué guarnición van a servir con el segundo plato para equilibrar tu comida con el primero. Realiza una buena combinación.

Por: María Hernández (Centro de Investigación en Nutrición)

Deja un comentario